La Secretaría de Salud federal presentó esta noche el semáforo de riesgo epidemiológico que regirá las próximas dos semanas, y en donde se confirmó a la Ciudad de México y al Estado de México en color rojo debido al elevado número de casos de contagio y hospitalizaciones por Covid-19.

Durante la conferencia de prensa esta noche en Palacio Nacional, Ricardo Cortés, director de Promoción de la Salud, explicó que tres entidades estarán en semáforo color rojo: Ciudad de México; Estado de México y Baja California.

Tres entidades en amarillo: Tamaulipas, Veracruz y Sinaloa; dos en semáforo verde: Chiapas y Campeche, y el resto de las 24 entidades en semáforo color naranja.

El médico Ricardo Cortés mencionó que hay entidades que estarán en color naranja del semáforo epidemiológico, pero con riesgo a regresar a rojo debido al incremento de casos de contagios: Sonora, Zacatecas, Guanajuato, Querétaro, Aguascalientes e Hidalgo.

Indicó que cada gobierno estatal debe implementar sus estrategias de intervención comunitaria a efecto de reducir los contagios por cada municipio, pues dijo que, por ejemplo, en el estado de Guerrero, el municipio de Chilpancingo puede tener una carga viral más importante que Acapulco. Pidió a la población estar pendiente de las indicaciones de sus autoridades estatales y municipales.

Ricardo Cortés dio a conocer que en la Ciudad de México se está armando un hospital móvil, aunque no reveló la ubicación del mismo.

Finalmente, el médico especialista pidió a la población mantener no salir de casa de no ser estrictamente necesario; tomar sana distancia; ventilar el hogar y lugares de trabajo; usar cubrebocas correctamente; no asistir a reuniones fuera del núcleo familiar con el que se convive.

Argumentó que los médicos que laboran en hospitales están exhaustos, por lo que se requiere además evitar el colapso del sistema de salud en la Ciudad de México y el Valle de México.

jorge.monroy@eleconomista.mx

rrg