La asociación Early Institute indicó que es difícil conocer con exactitud el número de denuncias presentadas por abuso sexual infantil en México, ya que, además de que no hay rangos de edad establecidos, entidades como Aguascalientes, Nuevo León y Nayarit no tipifican el delito.

Mario Arroyo, investigador y consejero del Early Institute señaló que, adicional al diagnóstico sobre la situación del abuso sexual infantil en un contexto de violencia hacia la infancia en México, que la organización elabora, también desarrollan bases de datos para conocer con exactitud las cifras sobre el tema y el nivel de impunidad.

En la presentación de la actualización del documento, que busca informar sobre la violencia que viven los menores, Arroyo señaló que en general, las sentencias condenatorias por delito sexual son muy bajas.

Mencionó que a nivel general delictivo, de cada 100 denuncias presentadas por abuso sexual, sólo dos llegan a sentencia; en el caso de abuso sexual infantil la cifra es menor, pero no hay cifras exactas.

“Tenemos otro problema en el país, que son 32 Códigos Penales distintos, incluso en algunos de ellos no se contempla la figura de abuso sexual. Está en cierre la creación de un Código Penal único que puede facilitar, en el caso del delito de abuso sexual infantil, la tipificación”, manifestó.

En la presentación, Marisol Aguilar, oficial nacional de programas de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en México (UNODC), dijo que hay avances legislativos para mitigar la violencia contra el sector, pero el riesgo permanece.

“Dadas sus condiciones biológicas, psicológicas y sociales, asegurarles justicia y seguridad es un reto que sólo puede ser atendido bajo estándares internacionales específicos y estrategias con perspectiva de género”, compartió la especialista.

Aguilar indicó que la UNODC colabora en los esfuerzos mediante estrategias como la creación de un videojuego para sistema iOS y Android.