Derivado de incrementos en contagios de Covid-19 y por ende de una mayor demanda en hospitales que atienden a pacientes, los gobiernos de Chihuahua y Durango anunciaron mayores medidas de contención, incluido, en el caso de la primera entidad, de regresar al semáforo rojo.

En la conferencia vespertina diaria, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, confirmó que Chihuahua anunciará este viernes el regreso a color rojo.

“Hoy el gobernador de Chihuahua (Javier Corral) ha anunciado que Chihuahua pasará de manera inmediata a partir de mañana (viernes) al semáforo rojo”.

López-Gatell explicó que durante la semana se compartió con los estados los indicadores de semáforo epidemiológico del país y cada gobierno estatal revisó la situación, por lo que Chihuahua, tras la sesión de su comité estatal para la seguridad en salud, resolvió regresar a rojo y no esperar hasta el lunes.

Cabe destacar que Chihuahua registró ayer 22 de octubre, el pico más alto de la pandemia de Covid-19 al reportarse 708 contagios y 40 defunciones —de éstas, en Ciudad Juárez hubo 33 víctimas, 4 en Chihuahua capital y una en cada uno de los municipios de Cuauhtémoc, Camargo y Jiménez— en las últimas 24 horas, y los hospitales en el estado llegaron a su máxima capacidad.

“Covid rompe récord de nuevo en la semana 41”, reconoció el gobierno de Corral a través de un comunicado emitido por la Secretaría de Salud local.

El director médico de la Zona Norte, Arturo Valenzuela Zorrilla, afirmó que los números reportados en la semana epidemiológica en curso tienen saturados los hospitales.

Las autoridades sanitarias locales informaron que sumaban 20,178 las personas contagiadas desde que inició la epidemia, y 1,699 las fallecidas.

El mayor rebrote de la enfermedad se padece en Ciudad Juárez y del total de personas que perdieron la vida en Chihuahua a causa del coronavirus 1,052 habitaban dicha ciudad, cuya frontera con Estados Unidos se analizaba cerrar por completo.

Desde el pasado día 15 se registró un pico alto de la epidemia en la entidad federativa norteña, al reportarse en todo el estado 490 contagios y 35 fallecimientos en 24 horas.

El Consejo Estatal de Salud inició así este jueves el análisis de la propuesta del gobernador Corral para el regreso al rojo, con la suspensión de actividades y la aplicación de restricciones sanitarias y sanciones más drásticas ante su incumplimiento.

Por ejemplo, ley seca en todo el estado durante varias semanas y suspender la movilidad en Ciudad Juárez a las 10 de la noche, son parte de las nuevas medidas sugeridas.

“Vamos a decretar la ley seca los siguientes fines de semana en el estado de Chihuahua, hasta que... vuelva a su normalidad, en términos de los indicadores que podamos manejar en las capacidades del sistema de salud”, anunció Corral.

Otra de las restricciones será respecto de la movilidad vehicular en Ciudad Juárez, al cerrar todas las actividades a partir de las 10 de la noche, y evitar que se hagan reuniones sociales y privadas, dijo el mandatario local.

Mientras, en Durango, el gobierno anunció una serie de medidas: el transporte público tendrá una ocupación máxima de 50%; la venta de alcohol se limitará a 10 de la noche; y se cerrarán espacios recreativos,  entre otras.

José Luis Alomía, director de Epidemiología de la Secretaría de Salud federal, dijo en la conferencia de la tarde que en Durango hay un “incremento importante” de la semana 41, “prácticamente duplicando un 2.5 de lo que habíamos visto en semanas previas”.

Al corte de las 3 de la tarde del jueves, en Durango se reportaban un total de 11,858 contagios y 777 defunciones.

En entrevista con Radio Fórmula, José Rosas Aispuro, gobernador de la entidad, reconoció que van al alza en casos de coronavirus.

“Tenemos un porcentaje alto en los hospitales, lo que pasa es que nuestra infraestructura es de mayor capacidad pero no tenemos el personal necesario”, argumentó el gobernador, tras recordar que están en color naranja, y que así se mantendría la semana próxima. Pero la alerta podría modificarse, señaló.

politica@eleconomista.mx