Las expectativas económicas que se generaron alrededor de la construcción y operación de la Central Laguna Verde, ubicada en Veracruz, no se han cumplido, expuso el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Veracruz, Luis Alberto Martín Capistrán. Se pensaba que una planta que generaría energía nuclear a nivel nacional traería ahorros energéticos y beneficio financiero a los veracruzanos; eso no sucedió .

Veracruz, detalló, es uno de los estados de más alto consumo energético debido al empleo de aire acondicionado para mitigar el calor en los edificios que producen las altas temperaturas registradas. Al contar con una planta nuclear que estaba programada para generar de 9 a 10% del suministro energético, supuso una baja en el precio de la electricidad en este estado y un incremento en los subsidios.

Martín Capistrán explicó a El Economista que, en comparación con el Distrito Federal, quien recibe entre 40% a 70% de subsidios en consumo energético, este estado costeño recibe sólo entre 15 a 18 por ciento. Corremos un riesgo, por lo que sería natural recibir más subsidio.

No ha habido el desarrollo económico deseado, no se superaron las expectativas de 10% de abastecimiento de energía eléctrica a nivel nacional. Actualmente 4% de la distribución energética no es significativa , expresó el Presidente de la Coparmex Veracruz.

Los habitantes que viven en el corredor Cardel-Nautla se dedican a la ganadería, agricultura y turismo; su economía se desarrolla con el impulso normal de estas actividades.

A pesar de que las recargas a esta planta, que se realizan de una a dos veces por año, traen consigo a trabajadores que ocupan habitaciones hoteleras, consumen en las comunidades aledañas y dan empleo temporal a gente de la región, no es actividad suficiente para impulsar el desarrollo de esta región, afirmó el empresario.

Las cerca de 2,200 personas que habitan las comunidades adyacentes a la Central se dedican al campo, lo que significa un ingreso de un salario mínimo, de acuerdo con la media nacional, aseguró el empresario. Los beneficiados de esta industria son para los proveedores de insumos, mantenimiento y material a esta nucleoeléctrica, pero nos urge que los trabajos queden en manos veracruzanas .

Veracruz presenta un crecimiento económico estatizado, detalló Martín Capistrán. La administración pasada dejó altos índices de endeudamiento; tan sólo en el 2010 hubieron 11,000 millones de pesos en déficit presupuestal.

Del ingreso del estado por parte de las aportaciones de la Federación, 75% se usa en gasto corriente y sólo 25% a obra pública; es decir, a lo que genera empleo.

La idea de establecer una ciudad industrial en los alrededores de Laguna Verde representaría una oportunidad de crecimiento e inversiones, no obstante, fue una idea que no floreció .

La instalación de una nueva planta 100% segura sería una buena oportunidad para culminar con los proyectos expresó el Presidente de esta Confederación en Veracruz .