¿No será que una de las amenazas hacia nuestra frágil democracia proviene de aquellos políticos que sólo ven al país como un trofeo electoral? , se preguntó el empresario Alejandro Martí, quien sentenció que al país le hacen falta políticos de altura que sean verdaderos demócratas.

En la Residencia Oficial de Los Pinos, el titular de la organización civil México S.O.S. reprochó la inacción en materia de seguridad por parte de algunos funcionarios, lo que hace pensar que no hay valentía política para defender a los ciudadanos.

Durante la inauguración del Tercer Foro sobre Seguridad y Justicia, el empresario y luchador social recriminó a la clase política, la cual, dijo, pareciera que se ha inmunizado contra el imperativo ciudadano del ¡ya basta! a la violencia.

Pareciera que este estado de urgencia nacional, de tragedias colectivas provocadas por los criminales, los hogares enlutados, los hijos ausentados, los huérfanos de la violencia, no son suficientes para movilizar a nuestra clase política a producir instrumentos que permitan frenar la violencia , aseveró ante el Primer Mandatario, Felipe Calderón.

Es inmoral, afirmó, que en los estados de la República no se hayan ejercido planamente los recursos etiquetados para el combate al delito, mientras los ciudadanos exigen en voz alta que haya acción, unidad y que las autoridades dejen a un lado los intereses particulares.

Por su parte, Calderón Hinojosa dijo con voz enérgica que el país transita por momentos en materia de seguridad que no admiten ya simulaciones ni regateos políticos de nadie.

Puso énfasis en la reforma penal que debe implementarse en su totalidad en el 2016, pero advirtió que este mandato constitucional no puede funcionar en manos viejas , por lo que se necesitan instituciones renovadas.

Necesitamos nuevas instituciones, nuevas policías, nuevas procuradurías y ese debe ser un reto fundamental sin el cual no habrá eficacia de la nueva reforma. Podremos tener nuevos procedimientos, pero seguiremos teniendo los viejos crímenes y probablemente agravados los viejos crímenes en la impunidad , externó.

Hasta el momento tan sólo Baja California, Durango, Estado de México, Morelos, Nuevo León, Oaxaca y Zacatecas han puesto en operación los ejes estratégicos demandados en materia penal.

En este marco, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Juan Silva Meza, expresó que el tiempo se va rápido y la implementación de la reforma penal es lenta.

Admitió que el acceso a la justicia en México es añejo y los estudios revelan que el ejercicio del derecho es aún limitado en ciertos sectores de la sociedad.

Por tal razón se comprometió a ejercer la transparencia en el ámbito de la administración jurisdiccional para que no haya lugar a abusos ni a desvíos.

Lo anterior lo precisó, después de que Alejandro Martí hiciera referencia al sistema de justicia que calificó como caduco, ineficiente, opaco y corrupto, lo cual demostró el documental Presunto Culpable.

[email protected]

apr