La línea de autobuses Parhíkuni suspendió hasta nuevo aviso todas las corridas de sus camiones a la Tierra Caliente michoacana, debido a la toma de carreteras y quema de vehículos, especialmente de pasajeros, que desde los últimos días han venido ocurriendo en esa zona de Michoacán.

Desde ayer por la tarde-noche, la empresa camionera anunció oficialmente el cese de sus actividades en Apatzingán, Tepalcatepec, Coalcomán y Buenavista, mientras que analiza retirarse temporalmente de municipios aledaños a éstos.

Estimados Pasajeros:

Información de último momento, las salidas hacia Apatzingán, Tepalcatepéc, Coalcomán y Buenavista está siendo suspendidos hasta nuevo aviso por motivos de seguridad , escribió Parhíkuni en un comunicado difundido en sus cuentas de las redes sociales.

De esta manera, Parhíkuni se convierte en la primera línea autobusera en suspender sus operaciones como resultado de la creciente inseguridad en Michoacán, entidad donde grupos delincuenciales como La Familia Michoacana, Los Caballeros Templarios y grupos civiles unidos en las Autodefensas enrarecen el ambiente de gobernabilidad en el estado.

Ayer otro grupo más de personas bloquearon la carretera Cuatro Caminos-Apatzingán a la altura del entronque con la vía que lleva a Parácuaro, donde igualmente existe el caos por el control del lugar.

nlb