La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) recomendó al Congreso de la Unión adecuar los diversos ordenamientos en materia civil y/o familiar con el fin de permitir el matrimonio igualitario; es decir, entre personas del mismo sexo.

El llamado a los diputados federales y senadores es para que promuevan los cambios legales a que haya lugar a fin de que todas las personas tengan acceso al matrimonio en condiciones que impidan cualquier tipo de discriminación.

La Recomendación General 23/2015 sobre el Matrimonio Igualitario , dirigida a los titulares de los poderes ejecutivos y a los órganos legislativos de los diversos órdenes normativos de la República, fue remitida a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

La presente tiene el carácter de pública y se emite con el propósito de que se promuevan los cambios y modificaciones de disposiciones normativas y prácticas administrativas que constituyan o propicien violaciones a los derechos humanos , cita.

Y precisa que las recomendaciones generales no requieren de aceptación por parte de las instancias destinatarias.

A la fecha, solamente el Distrito Federal y Coahuila han modificado sus códigos civiles y/o familiares para permitir el matrimonio igualitario, en tanto que a nivel mundial apenas en 24 países ya es legal el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Desde la óptica de la CNDH, las normas civiles o las constituciones vigentes de los estados de la República que contemplan como finalidad del matrimonio la procreación , la reproducción , o la perpetuación de la especie y limitan su acceso a la unión entre un hombre y una mujer, y las que dan un trato o acceso diferenciado al matrimonio no son acordes con lo que establece la Constitución mexicana.

Con base en el Artículo 1° de la Carta Magna, refiere la citada recomendación, está prohibido hacer cualquier tipo de discriminación en razón de una orientación sexual, por lo que reducir el acceso al matrimonio a la unión de un hombre y una mujer excluye de manera injustificada el acceso a las personas del mismo sexo que deseen contraer matrimonio.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha sostenido que no existe razón de índole constitucional para no reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo. Asimismo, la Primera Sala de la SCJN, al integrar el criterio de jurisprudencia 43/2015, sostuvo que toda ley de cualquier entidad federativa que, por un lado, considere que la finalidad del matrimonio es la procreación y/o que lo defina como el que se celebra solamente entre un hombre y una mujer, es inconstitucional’’, finaliza.

[email protected]