El Congreso Agrario Permanente (CAP) manifestó su respaldo a los integrantes de la Caravana Campesina del Sur, que llegarán al Distrito Federal mañana jueves, a fin de pedir al gobierno federal la solución de diversos problemas agrarios.

El dirigente de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), Álvaro López Ríos, informó que el objetivo de la caravana es "sentar las bases de un diálogo productivo con el gobierno federal en términos de atender las demandas de los ejidatarios sobre diversos asuntos del campo".

A su vez el representante del CAP, Raúl Pérez, dijo en entrevista que apoyan a los participantes de la caravana que salió el 10 de diciembre de Villahermosa, Tabasco, ante la falta de respuesta a sus demandas y el desinterés de la actual administración federal en escuchar a agrupaciones campesinas.

El líder de la Alianza Campesina del Noroeste ejemplificó que en el 98 aniversario de la Ley Agraria, que encabezó el 6 de enero en Veracruz el presidente Enrique Peña Nieto, la única central del ramo presente en el acto fue la Confederación Nacional Campesina (CNC), de filiación priísta.

Por lo anterior consideró que hasta el momento la administración federal "se ha visto muy parcial" y "ha mostrado una actitud partidista".

López Ríos dio a conocer que los manifestantes serán recibidos por el subsecretario de Ordenamiento de la Propiedad Rural de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Gustavo Cárdenas, y el subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda.

Comentó que el trayecto de la Caravana Campesina del Sur no tuvo contratiempo y que los manifestantes han recibido buen trato en los poblados donde han pasado, "cuyos habitantes les han proporcionado comida y agua".

El líder agrario señaló que desconoce cuánto tiempo permanecerán en la capital del país los marchistas, toda vez que su estancia dependerá de los resultados que se tengan en las reuniones con los dos funcionarios federales.

mac