Autoridades capitalinas dieron a conocer los detalles del proyecto Aztlán, que sustituirá a la Feria de Chapultepec. El nuevo parque de diversiones tiene una inversión inicial de 3,600 millones de pesos y abrirá en el 2022.

En conferencia de prensa virtual, la secretaria de Medio Ambiente, Marina Robles García de la Ciudad de México, explicó que el proyecto se encuentra compuesto por tres etapas, la primera fase de construcción estaría iniciando el primer semestre del próximo año y abrirá sus puertas a mediados del 2022.

Mientras que la segunda etapa se inaugurará a finales del 2022 y la tercera a principios del 2023.

La funcionaria local señaló que se pretende que esta nueva feria funja como homenaje a la urbe. “Rescata muchas de las figuras icónicas que representan a la Ciudad de México. El nombre es Aztlán y son seis los ejes rectores: uno es sustentabilidad, asuntos de entretenimiento, difusión, promoción del deporte, difusión de los valores importantes para la ciudad y para el país y, por supuesto, bajo los esquemas de seguridad”.

Sobre los atractivos que tendrá el parque, destaca un centro de juegos mecánicos y otro de realidad virtual.

Asimismo, se aprovechará la estructura de la montaña rusa para algunos de los escenarios que están planteados en el proyecto.

Concurso

Marina Robles recordó que en el concurso para realizar el proyecto, participaron un total de seis empresas; además, el proceso de postulación y revisión se vio retrasado por la pandemia.

Informó que por medio de un jurado, integrado por especialistas, se determinó por unanimidad al proyecto ganador Aztlán, que es el que presentó Mota-Engil México.

“Cubría una alta calidad en términos de la propuesta conceptual (...) Contaba con la suficiente solidez técnica, financiera y operativa que un proyecto de esta naturaleza exige”, reiteró.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, recalcó que el proceso fue un concurso y no una licitación.

“Es un concurso muy transparente con participación ciudadana y de los mejores expertos. Todas las empresas que participaron y particularmente las dos últimas, fueron revisadas, si tenían sus impuestos en regla, si no tienen ningún problema con alguna institución financiera que también fue parte de la toma de decisiones”, ahondó.

“Va a ser un atractivo maravilloso para la ciudad, cuando se acabe esta terrible situación que estamos viviendo todo este año de la pandemia que tiene final”, subrayó.

Cabe recordar que la Feria de Chapultepec dejó de operar por un incidente ocurrido en el 2019, donde varias personas perdieron la vida.