La denuncias presentadas contra los verificentros de la Ciudad de México registraron un incremento en los últimos años, al pasar de 55, durante todo el 2012, a 550, de enero hasta el 7 de octubre pasado.

Ello significa un incremento de 900%, aun cuando el año no ha acabado, según información proporcionada por la Dirección General de Vigilancia Ambiental de la Ciudad de México.

A través de la solicitud de información presentada al sistema Infomex DF, con el número de folio: 0112000220216, la dirección, dependiente de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México (Sedema), precisó que las denuncias en el 2013 fueron 61, mientras que un año después, en el 2014, se ubicaron en 285; un incremento de un año a otro de 367%, mientras que en el 2015 se registraron 306 denuncias.

La solicitud de información presentada incluía datos del 2010 y el 2011, ante lo cual la Dirección de Vigilancia informó que para este último año no se contaba con la información como se había solicitado.

En tanto que para el 2010, se indicó que con el objeto de cumplir con las disposiciones específicas sobre la administración de documentos y archivos del Comité Técnico Interno de Administración de documentos de la Secretaría del Medio Ambiente, con fecha 15 de junio del 2015, solicitó la baja de documentos de la Dirección General de Vigilancia Ambiental correspondientes al año antes mencionado, debido a que terminó su periodo de trámite de acuerdo con el Catálogo de Disposición Documental correspondiente .

De acuerdo con fuentes de la Dirección General de Vigilancia Ambiental, la mayoría de las denuncias que se presentan es debido a la cita, el tiempo de espera o la entrega de dádivas a los famosos coyotes .

En este último caso, se señaló, existe un proceso de aclaración que empieza con la denuncia para después imprimir un oficio de la misma.

Posteriormente, se le hace un llamado al denunciante para que informe a detalle cómo fueron los hechos.

Si son dádivas se les dice que se señale quién es la persona que le solicitó dinero o dádivas; sin embargo, muchas veces la gente no comparece, no se sabe si es por miedo o qué. Siempre se les indica que sus datos están protegidos justamente por la Ley de Protección de Datos Personales , indicaron las fuentes consultadas.

El elemento principal es la denuncia. En algunas ocasiones, mandamos a pedir videos (...) Casi en la mayoría de denuncias no se tienen pruebas o en muchas otras se desconoce del programa de verificación vehicular, en ese caso se les orienta .

Ante la pregunta de si existen denuncias sobre exigencias por parte de los operadores de los verificentros de alguna cuota a los automovilistas, se dijo que seguramente debe haber .