Durante la homilía dominical en la Catedral Metropolitana, el arzobispo primado de México, Norberto Rivera Carrera, aseguró que son mentiras las versiones sobre su renuncia.

Esto después de que trascendiera que dimitiría tras la denuncia interpuesta por el exsacerdote Alberto Athié, quien aseveró el viernes pasado que el arzobispo de la Ciudad de México violó la ley al no informar a las autoridades sobre al menos 15 casos de abuso por parte de religiosos.

Athié presentó una querella ante la Procuraduría General de la República contra Rivera al alegar que la ley pide que esos casos también se reporten a las autoridades judiciales.

Rivera aclaró que debido a que mañana cumple 75 años de edad: todos los sacerdotes y obispos, cuando llegamos a esa edad, debemos presentar la renuncia (y) les han contado (...) que yo ya renuncié; no es cierto .

Rechazó la información de su renuncia acusando que son dos verdades envueltas con dos mentiras y afirmó que se iría como arzobispo el día que el papa se lo diga.