En la recta final del actual periodo ordinario de sesiones, la Cámara de Diputados se alista para aprobar antes del próximo sábado una veintena de reformas a diversas leyes entre las que no figuran los cambios estructurales pendientes en materia laboral, fiscal y política.

Agrupados en la Junta de Coordinación Política (JCP), el máximo órgano de gobierno de la Cámara Baja, que preside Josefina Vázquez Mota (PAN), los coordinadores de los siete grupos parlamentarios representados en San Lázaro negocian destrabar la aprobación de la minuta que reforma la Ley de Seguridad Nacional para clarificar el papel de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública, la cual fue turnada por los senadores desde hace un año.

Otro tema principal y que los diputados federales podrían dejar en el tintero, a pesar de las declaraciones de buena voluntad en el sentido de que sí saldrá antes del 30 de abril -fecha límite para la conclusión del actual periodo ordinario de sesiones-, es la designación de tres nuevos consejeros del Instituto Federal Electoral (IFE), cuya nominación debieron resolver, por mandato de ley, desde el 31 de octubre del año pasado.

Consultado al respecto, Jorge Carlos Ramírez Marín (PRI), presidente de la Mesa Directiva de la Cámara Baja, afirmó que se trata de una determinación que sólo corresponde tomar a la JCP, la instancia encargada de conformar la terna que será sometida a la aprobación del pleno cameral.

LA CULPA ES DE PEÑA NIETO

Para Carlos Alberto Pérez Cuevas, los diputados federales están reprobados porque no aprobarán reformas de gran calado en el periodo ordinario de sesiones que corre y culpó al grupo parlamentario del PRI de frenar la posibilidad de concretar los cambios estructurales pendientes, específicamente al gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto.

Estamos reprobados porque hay una bancada que tiene mayoría y ha decidido no usar su mayoría para sacar las reformas. Habemos otros que hemos hecho todos los esfuerzos, pero que no nos alcanzan los números, pero como hay que evaluar al Congreso en lo general, mientras las reformas legislativas que este país requiere, sobre todo las de gran calado, no salgan, nadie, puede sentirse satisfecho del trabajo legislativo .

Nadie puede colgarse una medalla que no tiene, completó el Vicecoordinador de la fracción parlamentaria del PAN.

Quien ha frenado la reforma laboral está frenando muchas de las decisiones en esta Cámara y desafortunadamente no es legislador, no está aquí, se llama Enrique Peña Nieto .

[email protected]