A cinco años de iniciada la estrategia por la seguridad del gobierno federal, se firmó el Acuerdo para la atención a niñas, niños y adolescentes en escenarios de delincuencia organizada, el cual -dijo el presidente Felipe Calderón- tiene como objetivo proteger a este sector de la población de la violencia despiadada .

El documento comprende cuatro fases: coordinación de las instituciones de seguridad, capacitación del personal involucrado en los operativos, protección de la identidad del menor y atención adecuada a su edad y género.

La signa del acuerdo se llevó a cabo en la residencia oficial de Los Pinos, en donde el Presidente comprometió también la atención a los menores que han incurrido en algún delito.

Todos hemos visto imágenes dolorosas de niños atrapados en medio del ataque de los delincuentes. Hemos visto sus lágrimas, sus rostros confundidos, asustados. Hemos sufrido, de alguna manera, también con ellos , expresó.

El documento fue firmado por la presidenta del DIF Nacional, Margarita Zavala; la representante de Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en México, Susana Sottoli, así como los titulares de las secretarías de Gobernación, Defensa Nacional, Marina, Seguridad Pública, incluso PGR y Províctima.

Con esto, los niños y adolescentes tendrán garantizada la confidencialidad de sus datos personales para evitar estigmatización social e incluso venganzas de los delincuentes.

Cabe destacar que no sólo se reforzará la capacitación de las Fuerzas Armadas, sino de autoridades que participan en procesos judiciales como ministerios públicos.

La primera dama Margarita Zavala comentó que la violencia deja huellas que deben ser atendidas adecuadamente.

Argumentó que desde hace un año se trabajó en la coordinación institucional y con organizaciones civiles, además de que se han llevado a cabo talleres impartidos por 191 instructores de las fuerzas del orden federal.

Susana Sottoli, representante en México del Unicef, destacó la importancia del acuerdo que implementa instrumentos y protocolos específicos de atención para orientar la actuación de las autoridades involucradas en seguridad pública.

Frente a funcionarios y representantes de las Fuerzas Armadas, el presidente Felipe Calderón afirmó que le duele el dolor de los infantes y jóvenes que son lastimados física y psicológicamente por la violencia de los criminales .

Me indigna y ofende cada niño, cada joven que es asesinado; cada niño que ha visto a sus padres o hermanos perder la vida violentamente, sin importar si se trataba de personas inocentes, agentes de seguridad o de personas involucradas en actividades criminales , sentenció.

Luego de precisar que la violencia la generan los delincuentes y por ello la actuación de las Fuerzas Armadas, el Primer Mandatario expuso que la situación se vuelve inmanejable para las autoridades locales, como ha sucedido en Veracruz, Guerrero, Nuevo León y Tamaulipas.

tania.rosas@eleconomista.mx