Un tiroteo entre la Policía Federal en el área de comida de la Terminal 2 del aeropuerto de la ciudad de México que terminó con el asesinato de tres elementos, revela uno de lo problemas en seguridad más importantes que México presenta: la corrupción de los elementos de seguridad, expuso la firma de inteligencia global, Stratfor.

En un análisis titulado Tiroteo en el aeropuerto de la ciudad de México , la consultoría estadounidense recuerda que este incidente se dio como resultado de una investigación, que duró 18 meses, a policías corruptos que trabajaban para traficar cocaína de Perú y de varios lugares más.

Este aeropuerto es uno de los más transitados en América Latina, ello provee buen cobijo a los traficantes de drogas.

A lo largo de la historia, el crimen organizado en México ha corrompido a elementos de seguridad locales y lo único que hacen es facilitar las operaciones criminales en el aeropuerto.

La naturaleza del tiroteo sugiere que fue una respuesta inmediata al arresto. Los cárteles tienen el lujo de escoger sus locaciones para sus golpes.

Por ello, este ataque atraerá tal atención a las acciones criminales de estas células, que en este espacio otras actividades de tráfico pueden verse potencialmente expuestas.

Debido a que la organización a la que pertenecían los que dispararon queda incierta, surge la sensación con respecto a que muchas células de narcotraficantes operan en el aeropuerto de la ciudad de México.

Sin importar quién es el culpable, esto revela que la capacidad del narco para reclutar a elementos de seguridad mexicanos es uno de los mayores problemas para el gobierno nacional en el combate al crimen organizado, expone Stratfor.

[email protected]