El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró este domingo 7 de julio que el programa IMSS Bienestar no desaparecerá. El mandatario aseguró que no es por falta de presupuesto que no hay medicinas y tratamientos en hospitales públicos, sino por actos de “politiquería” para hacerlo ver como culpable de ello.

IMSS Bienestar opera en 19 entidades de la República con 80 hospitales y otorga servicios médicos a 12.3 millones de personas que viven en zonas rurales o urbanas.

“Continúa el programa para que no vayan a hacerle caso a los que difunden rumores, porque ahora si no le dan una medicina a un paciente dicen: ‘es por la austeridad, lo que ya declaró López Obrador. Y si no te atiendo es porque desde arriba ya no nos dan nada, se acabó’. Por cuestiones políticas, yo diría por politiquería, más que nada. Es mejor que yo les diga que no va a desaparecer este programa y que va a continuar y que va a mejorar”, dijo el mandatario.

El presidente López Obrador realizó una gira de tres días por hospitales del IMSS Bienestar que se ubican en Chiapas. Este domingo visitó el Hospital Rural San Felipe Ecatepec, en San Cristóbal de las Casas, y más tarde otro en el municipio de Venustiano Carranza.

En todos sus recorridos se comprometió a llevar a cabo cuatro acciones para mejorar el sistema de salud nacional:

  1. La consolidación de compra de medicamentos
  2. Contratar a más personal médico con buenos salarios para zonas rurales
  3. Modernizar la infraestructura básica de los hospitales de primer nivel
  4. Basificar a personal del sistema de salud

Desde la perspectiva de López Obrador, en el país “vamos bien”, porque se están aplicando “medidas radicales”, entre las cuales mencionó la cancelación de condonación de impuestos; el combate al huachicol; y la eliminación de la pensión de expresidentes.

López Obrador reconoció que hay sectores que no están “del todo de acuerdo” con su proyecto, “porque había una mala costumbre, pero ya llegó el tiempo que todos debemos de portarnos bien”.