El presidente Andrés Manuel López Obrador presentó los lineamientos de la política de comunicación social del gobierno federal e informó que con apego a los criterios de austeridad, el gasto en publicidad gubernamental se reducirá en 50 por ciento.

En conferencia de prensa, el mandatario federal indicó que dicha política tiene como objetivo incentivar la comunicación interactiva entre gobierno y ciudadanía, además de que privilegia la austeridad ya que disminuye el gasto con relación a lo que se ejercía en esta materia en gobiernos anteriores.

López Obrador dejó en claro que no se utilizarán los recursos públicos para premiar o castigar a ningún medio de comunicación, “no será un mecanismo de coerción, de castigo, el presupuesto”, expresó.

A su vez, el coordinador de Comunicación Social de la Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, subrayó que “este gobierno, y en particular la Coordinación de Comunicación Social, nunca hará ninguna recomendación informativa a los medios de comunicación”.

Al explicar la nueva política en el tema, sostuvo que tampoco se reconvendrá a ningún periodista en el ejercicio de su profesión, sino “al contrario, está prohibido algún tipo de coerción o presión a los periodistas”.

Dio a conocer que habrá una selección de los medios de comunicación conforme a criterios objetivos, “no de favorecer o vetar algún medio por razones políticas o de filias o fobias personales".

Enfatizó que “queda prohibido, esto es explícito, queda prohibido hacer propaganda gubernamental para presionar, castigar, premiar, privilegiar o coaccionar a los comunicadores. Esto había sido una práctica del pasado. Nunca más va a ocurrir".

En este contexto Ramírez Cuevas expuso que durante la administración anterior, el gasto gubernamental en publicidad creció “hasta llegar a niveles muy grandes en los últimos tres años del gobierno de (Enrique) Peña Nieto”.

“En el último gobierno no sólo aumentó el gasto gubernamental, sino que del presupuesto aprobado por el Congreso, prácticamente, en algunos casos, se duplicó o se triplicó este gasto de manera extraordinaria y sin justificación”, señaló.

Indicó que en el caso del presupuesto para 2019, existe un total de 4,711 millones de pesos para gastos gubernamentales en publicidad, lo que es resultado de un acuerdo y no se pedirá ninguna ampliación, pues incluso el Congreso de la Unión no podrá aprobar una ampliación presupuestal en materia de comunicación.

De la misma manera, el también vocero del gobierno de México afirmó que para la producción de mensajes y materiales audiovisuales, no se contratarán a empresas ni agencias, sino que se utilizarán las capacidades del gobierno y los medios públicos.

Refirió que los medios públicos tendrán la posibilidad de contratar talentos como directores de cine, guionistas, creativos y actores que aporten su trabajo profesional y “sea remunerado trabajo profesional, pero no a través de una agencia, sino de manera directa a través de los medios públicos”.

Además, dio a conocer que la Secretaría de Hacienda estableció un contacto con todos los medios de comunicación para solicitarles adaptarse a las nuevas condiciones de austeridad, “y hacer un pequeño sacrificio modificando sus tarifas a la baja”, y que casi sin excepción aceptaron reducirlas.

En este contexto, recordó que antes, la contratación de medios de comunicación se concentraba en unas cuantas empresas, pero que la presente administración busca igualar las condiciones a partir de las necesidades de comunicación del gobierno.

Nosotros queremos igualar las condiciones de equidad acorde con las necesidades de comunicación del gobierno, “y no tanto a favorecer o castigar a medios de comunicación en lo particular”.

Señaló que durante el gobierno anterior se contrataron 3,330 medios, “aunque se privilegió a unos cuantos el 90% de los recursos”, y que el promedio de la reducción de las tarifas que se logró en este nuevo acuerdo, a través de Hacienda, fue de aproximadamente 10%, lo que significa por lo menos 10 millones de pesos de ahorro.

Jesús Ramírez refirió que en lo que va de la actual administración y hasta el 15 de abril el presupuesto se ha utilizado en 62 campañas en radio y televisión que se han llevado a cabo en tiempos oficiales, “de los cuales no se ha gastado un solo peso en difusión, sí en su producción, pero no en la difusión”.

En la actualidad, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) tiene registradas 2,052 estaciones de radio y 665 televisoras en todo el país, mientras que la Secretaría de Gobernación (Segob) tiene un registro de 1,590 medios impresos en todo el país, ya sean regionales, nacionales o locales.

erp