El presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó que no se lograra un acuerdo entre el sector empresarial, los representantes de trabajadores y el Gobierno para aumentar el salario mínimo, y dijo que es insensato pensar que su incremento pueda afectar la economía del país.

Este miércoles, el Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) acordó, sin unanimidad, incrementar el salario mínimo de 123.22 a 141.7 pesos diarios a partir del 1 de enero de 2021.

“No se logró el consenso que se deseaba en la Comisión de Salarios Mínimos, no estuvieron de acuerdo los representantes de los empresarios, sí estuvo de acuerdo el sector obrero y también el Gobierno. No fueron muchas las diferencias, sí se planteó como ofrecimiento el incremento de salarios por parte del sector empresarial, pero los integrantes de la Comisión no consideraron que fuera suficiente”.

En ese sentido, destacó que se busca mejorar las condiciones laborales, principalmente de las trabajadoras domésticas y los jornaleros agrícolas, por lo que el representante del Ejecutivo Federal señaló que a pesar de no lograr un acuerdo unánime, fue una buena decisión por parte de la Comisión de Salarios Mínimos.

El presidente López Obrador declaró que las y los trabajadores mexicanos van a tener un incremento.

Dijo que a escala mundial todavía avergüenza el tema sobre salario mínimo y cuestionó que en México, "integrante del G-20 y con recursos naturales ocupa el lugar 76 en cuanto al pago de salarios", consideren peligroso el incremento. "Se me hace una exageración decir que van a quebrar las empresas, si pagan el aumento salarial”, dijo.