En Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador leyó y firmó una carta de cinco puntos, escrita por él mismo, para comprometerse ante los ciudadanos y ante la oposición, que no promoverá su reelección en 2021 durante la revocación de mandato, y que dejará el cargo en 2024 como establece la Constitución.

Aunque no aclaró el valor jurídico que le dará a la carta, López Obrador sostuvo que su firma es un compromiso de que no usará la vía de revocación de mandato en 2021 para perpetuarse en el poder.

El Presidente dijo estar convencido de que seis años de gobierno le serán suficientes para desterrar la corrupción y la impunidad en el país, y alcanzar una nación más próspera. Reafirmó que en 2021 se deberá llevar a cabo el procedimiento de revocación de mandato —una vez que lo apruebe el Congreso— para preguntar a los ciudadanos si están de acuerdo que continúe o no en el cargo.

“En consecuencia, reafirmo que no estoy de acuerdo con la reelección y que nunca, en ninguna circunstancia, intentaría perpetuarme en el cargo que actualmente ostento porque ello no sólo significaría ir en contra de la Constitución sino también traicionar mis principios y renegar de mi honestidad, que es lo más valioso que tengo en la vida.

“Sepan pues, señores conservadores, que abandonaré la Presidencia en el día preciso que marca la máxima ley y que en 2024 me iré allá por Palenque. Pero también les digo con sinceridad y en buena lid, que deseo de todo corazón y con toda mi alma que lo logrado para entonces sea muy difícil de revertir y que el país no retroceda a los inmundos y tristes tiempos en que dominaba la mafia del poder”, expresó López Obrador.

Durante la conferencia matutina de hoy, el Presidente de la República expresó que el PRI, el PAN y el resto de los partidos de oposición, tendrán garantías para competir en las elecciones de 2021 y particularmente en las presidenciales del 2024. Sin embargo, dijo prever que la sociedad estará “más consciente, no creo que yo, es lo que digo en la carta, que la gente quiera regresar a la pesadilla que significó la política neoliberal y el predominio de un grupo que se sentían los amos y señores de México, no creo”.

“La democracia, eso va a ser una muy buena herencia; el dejar establecido el hábito democrático; que no haya entrega de despensas, tráfico con la pobreza de la gente, utilización del presupuesto para favorecer a candidatos, a partidos, que no haya fraude electoral. ¿Cómo le van a dar marcha atrás a eso? Va a estar muy difícil, por eso andan desesperados”, aseveró.

Incluso, López Obrador recomendó a los políticos de oposición que “deben de cuidarse, que no pierdan objetividad, profesionalismo, porque no en el afán de criticarnos de todo o por todo, lleguen al ridículo”.    

Cabe destacar que el titular del Ejecutivo federal no aclaró si dará valor jurídico a este compromiso firmado en la carta, para lo cual tendría varías opciones, como estipularlo ante Notario Público, o bien mediante un decreto en el Diario Oficial de la Federación. Otra vía podría ser turnar el oficio a las Cámaras del Congreso, a fin de hacer la notificación oficial del compromiso asumido.

[email protected]