Una pareja de esposos, Olivia y Antonio, ambos de 61 años, que están luchando contra un cáncer de mama, me han estado compartiendo su viacrucis de ir tocando infructuosamente todas las puertas para que les hagan efectiva la promesa de medicamentos gratuitos para todos.

A ella le atacó el cáncer hace 4 años, aparentemente se había detenido y casi desaparecido, pero en mayo de este 2021 regresó y hoy su esposo está haciendo hasta lo imposible incluso endeudarse para adquirir la quimioterapia, pero su situación ya es insostenible.

Dicen que en el INCAN los atienden muy amablemente y son testigos de la desesperación de los médicos por no poder ayudarles ante la carencia de fármacos.

Él ha ido adquiriendo como puede uno de los 2 medicamentos que ella necesita. Ya lleva compradas 5 cajas de Fulvestrant, un bloqueador de estrógeno (cuya marca comercial Faslodex es de Astra Zéneca y cuyo precio es de 40,000 pesos pero que ha podido conseguir en menos de 20,000 pesos). Los médicos le dijeron que si él conseguía éste que detiene el crecimiento del tumor, el Incan pondría el complemento para atacarlo: tabletas Palbociclib (cuya marca comercial es Ibrance, de Pfizer) cuyo precio al público antes de descuentos es de 75,000 pesos; o en su defecto Abemaciclib (Versenio, de Lilly, que cuesta 66,000 pesos).

Pero pasan las semanas y no llegan al Incan esos biotecnológicos llamados terapias blanco lanzadas entre 2016-2017. La angustia de la pareja es que aún están a tiempo de salvarle la vida a ella con la terapia completa, pues la neoplasia sigue localizada sin hacer metástasis pero cada día que pasa se eleva el riesgo de extenderse a tejidos blandos y ponerla en severo riesgo. Ella está llena de vida y con gran ánimo y actitud de seguir viviendo. Él se está moviendo y tocando muchas puertas para que sí les hagan efectivo su derecho a la salud repetido por el presidente a todas voces en sus conferencias.

Pero van confirmando que son palabras huecas, y dada la pared conque se ha topado en Insabi, CCINSHAE y Secretaría de Salud ya exploran la opción judicial para exigir al Estado su tratamiento completo. Es una desesperante carrera contra el tiempo que seguro viven miles de familias hoy en México a consecuencia del desabasto. En este caso hablamos de fármacos de patente altamente costosos, pero lo increíble es que la misma batalla viven muchos otros pacientes por carencia de quimioterapias genéricas de bajo costo que hasta hace 3 años eran normalmente accesibles, pero que por decisión presidencial dejaron absurdamente de producirse en México.

Deben ser miles de historias vividas cada día en los hospitales de alta especialidad que no están recibiendo los tratamientos antes asegurados de parte del Fondo de Protección para Gastos Catastróficos del extinto Seguro Popular. Ahora con el Insabi es otro de tantos renglones de salud en que hemos retrocedido.

No checan las cifras reportadas de compras

Ante esa realidad, quedan vacíos los anuncios del secretario de Salud Jorge Alcocer de que ya se compraron millones de medicamentos. Mientras no lleguen al paciente no significan nada.

A final de cuentas los volúmenes de compras anunciadas tampoco hacen sentido:

Alcocer informó que entre Insabi y UNOPS compraron 265 millones de piezas. Suena que son muchas piezas, pero si se compara con los volúmenes tradicionales de una compra consolidada anual en sexenios anteriores que incluían más de 2,000 millones de piezas, la realidad es que este año el sistema público apenas ha comprado poco más del 10% de su demanda anual.

Y aparte, reportaron ahorros: gastaron 79,000 millones de pesos en vez de los casi 100,000 millones previstos originalmente para la compra consolidada.

Lo que tendrían que reportar es lo gastado por las instituciones (IMSS, Issste, Sedena, Semar, Pemex) en compras de emergencia y adjudicaciones directas cuando les dieron la orden conocida como “Sálvense quien pueda” en febrero.

Las cuentas no están completas para poder comparar y saber realmente cuanto gastó el Gobierno este año en medicamentos y material de curación.

 Pandemia y desempleo golpean a pacientes de HAP

Y hablando de carencia de tratamientos, los pacientes con Hipertensión Arterial Pulmonar (se calcula son unos 6,000 en México) se han visto seriamente afectados por la pandemia, no sólo porque, como todos, han quedado relegados ante Covid, sino que quienes han perdido su empleo pierden también la continuidad de su tratamiento porque al pasar al Insabi ya no tienen la misma atención que en ISSSTE o IMSS. Y es que la gran mayoría de los afectados por HAP son adultos jóvenes en etapa productiva que les toca sobrevivir como pueden ante el sistema de salud que realmente no tiene una estructura funcional. Expertos lo expusieron claramente en la conferencia “En México se vive o se sobrevive con Hipertensión Arterial Pulmonar” que me tocó moderar hace unos días y que fue organizada por la Asociación Mexicana de HAP.

Lanza Bayer nueva terapia para hemofilia

Una nueva opción de tratamiento para personas con Hemofilia tipo A (deficiencia en la producción del factor VIII de coagulación en sangre) fue anunciada en México por Bayer. 

La farmacéutica espera que su molécula de tecera generación, al permitir el número de infusiones -de 216 a 120 inyecciones intravenosas por año-, se convierta en la mejor opción de tratamiento para estos pacientes y les de más seguridad y confianza también a los médicos para bajar el riesgo de hemorragia que es el principal problema de esta enfermedad genética de baja incidencia que en México afecta a unos a unas 5,000 personas.

Dr. Simi festeja sus 24 años

De manteles largos está el equipo de Victor González Torres cuyo concepto de farmacias similares llamado Doctor Simi está cumpliendo 24 años con 8,000 sucursales y franquicias establecidas en la República Mexicana y con una presencia fuerte en Chile.

Convertido en uno de los emporios farmacéuticos más grandes del país, el Grupo Por un País Mejor ha tenido una expansión inaudita en la última década y hoy se compone de 4 empresas comerciales: su red de 6,000 Farmacias Similares aunada a su red de laboratorios de análisis clínicos, su productora de medicamentos Laboratorios Best  con la que empezó siendo proveedor del IMSS y su distribuidora logística Transportes Farmacéuticos Similares

No hay duda de que sus múltiples estrategias disruptivas como la de los medicamentos similares antes de los genéricos intercambiables, la de instalar consultorios adyacentes a farmacias y hasta la de vender tortillas en sus farmacias, le funcionaron a Dr Simi al grado de que a la fecha es una de las líderes en venta y distribución de medicamentos genéricos no sólo en México sino en América Latina.

INAI instruye a SS informar sobre contrataciones

Como la Secretaría de Salud está hecha un desorden todo se le dificulta, inclusive y sobretodo el ser transparente. Pero el poner pretextos para no dar información sobre contrataciones de los trabajadores de salud para enfrentar la pandemia, eso sí fue absurdo. Así que ante su rechazo a entregar esos datos, el INAI revocó su respuesta y le ordenó con mayor énfasis dar cuenta de todas las contrataciones hechas para atender Covid.

Y qué bueno que el Pleno del INAI respaldó la petición de la comisionada Josefina Román porque dar una información tan básica como la cantidad de personal de salud contratado eventualmente durante la emergencia sanitaria, no debería ser tan complicado. Y debe precisar aparte del número, ahora la vigencia de la contratación, estado de la República en que se prestan los servicios, monto de salarios pagados, otorgamiento de plazas permanentes y apertura de nuevas plazas en 2021. Datos básicos para cualquier institución de salud.

maribel.coronel@eleconomista.mx

Maribel Ramírez Coronel

Periodista en temas de economía y salud

Salud y Negocios

Comunicadora especializada en salud pública y en industria de la salud. Cursando la maestria en Administración en Sistemas de Salud en FCA de la UNAM.

Fundadora en 2004 de www.Plenilunia.com, concepto sobre salud femenina. Me apasiona investigar y reportar sobre salud, innovación, la industria relacionada a la ciencia, y encontrarle el enfoque de negocios con objetividad a cada tema.

Lee más de este autor