Los clústeres son concentraciones geográficas de empresas, proveedores y otras instituciones asociadas –interconectados– en un campo específico. Desde hace mucho tiempo, varios economistas han identificado las ventajas de estas aglomeraciones (por ejemplo, Alfred Marshall, 1890; Michael E. Porter, 1990).

En un informe difundido por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, el 1 de agosto pasado ( The cluster scoreboard: measuring the performance of local business clusters in the knowledge economy , 2012) se presentan los resultados del desempeño de 80 clústeres en localidades de 25 países: Alemania (6), Australia (1), Austria (6), Bélgica (2), Brasil (3), Canadá (4), China (2), Corea (1), Dinamarca (3), España (1), Estados Unidos (9), Estonia (1), Finlandia (2), Francia (5), Holanda (3), India (1), Irlanda (4), Israel (1), Italia (2), Japón (6), México (1), Noruega (4), Portugal (3), Reino Unido (4) y Suecia (5).

El autor de este trabajo, profesor de la Aston Business School (Birmingham, Inglaterra), utilizó la base de datos Orbis, que provee Bureau van Dijk (http://www.bvdinfo.com). Orbis contiene cerca de 100 millones de registros en relación con empresas de muchos países y fuentes: cifras financieras, calificaciones crediticias, precios de las acciones, patentes, directivos, etcétera.

La muestra analizada por Yama Temouri incluye 40 clústeres especializados en manufactura de alta tecnología y 40 en servicios intensivos en conocimiento. Los indicadores utilizados son: espíritu empresarial (entrepreneurialism), empleo, facturación, rentabilidad, cociente de liquidez y solvencia.

En la zona metropolitana de Guadalajara se localiza un clúster (CG) especializado en la industria electrónica (más de 500 empresas), incluido en el segundo grupo del estudio citado. Se trata de un conjunto maduro. Por ejemplo, su proporción de empresas con menos de cinco años de vida en dos lapsos (2005-2007 y 2007-2009) fue 2.5%; por eso estuvo en los lugares 37 y 38, entre 40. El líder (casi 1,000 empresas; jóvenes: 31.3% y 41.1%) está en Aarhus, Dinamarca.

• El CG estuvo en las posiciones 24 y 28 en crecimiento del empleo (tasas de 16.1% y 6.1 por ciento). El líder en el primer periodo está situado en Ithaca, Estados Unidos (83.3%); y en el segundo, en Campinas, Brasil (44.6 por ciento).

• En aumento de la facturación, el CG se ubicó en los puestos 35 y uno (18.3 y 62.8 por ciento). El líder en el primer lapso está en Ithaca, Estados Unidos (94.3 por ciento).

• Al CG correspondieron los lugares siete y cinco en incremento de la rentabilidad. Los mejores están localizados en París (Francia) y Bari (Italia).

• En crecimiento de la liquidez, el CG estuvo en las posiciones 24 y 18. La cabeza en los dos periodos está en Enschede (Holanda).

• En solvencia, el CG estuvo en los lugares 30 y dos, con decrecimiento en el primer lapso y avance en el segundo. Los líderes se encuentran en Ryde (Australia) y en Escocia.

El CG aprovechó las oportunidades que se le presentaron durante la recesión mundial reciente; según el indicador compuesto, pasó del nivel 35 al nueve.

Desde 1997, en Guadalajara existe una asociación civil (Cadena Productiva de la Electrónica) para facilitar el desarrollo y la integración de empresas a la cadena de proveedores de la industria electrónica (investigación y desarrollo, diseño electrónico y desarrollo de software, manufactura y ensamble de equipos de cómputo, telecomunicaciones, electrónica automotriz, etcétera).

pakonunez@gmail.com?

Twitter:@ITESOee