En el 2010, el economista Dani Rodrik (nació en 1957), profesor en la Harvard University, escribió: Ya no reconozco a Turquía, el país donde me crie .

En Estambul: ciudad y recuerdos, Orhan Pamuk (1952) contó algo que le dijo su madre hace muchos años:

En este país tan pobre, entre esta gente débil, inculta y sin voluntad, tienes que tener tu propio negocio y ser rico para vivir como te mereces sin que te aplasten y poder mantener la cabeza alta .

Pamuk obtuvo el Premio Nobel de Literatura en el 2006.

En 1997, después de hablar acerca de la economía mexicana, un estudiante turco me comentó: Esta experiencia es muy parecida a la de mi país .

Ya han pasado muchos años. En el 2009, la Economist Intelligence Unit usó por primera vez la sigla CIVETS para referirse a seis países prometedores:

Colombia, Indonesia, Vietnam, Egipto, Turquía y Sudáfrica. No incluyó a México. Pero como hay abreviaturas para todo, México está en otra (MIST), junto a Indonesia, Corea del Sur y Turquía. MIST y BRIC fueron inventadas por Jim O’Neill (Goldman Sachs).

Desde el 2003, Recep Tayyip Erdogan (1954) es el primer ministro de Turquía. Algunos críticos consideran autoritario a su gobierno, pero su partido (Justicia y Desarrollo) consiguió un tercer periodo en las elecciones parlamentarias de junio del 2011.

En junio próximo, el Parlamento podría tener el borrador de una nueva Constitución política.

Turquía tiene casi 80 millones de habitantes; la economía de ese país crece rápidamente. Antes de la recesión mundial más reciente, su PIB varió 5.3% en el 2003; 9.4% (en el 2004); 8.4% (2005); 6.9% (2006), y 4.7% (2007). Después: 0.7% (2008), -4.8% (2009), 8.9% (2010) y más de 8% (2011).

Las cifras mexicanas no son mejores, excepto en el 2008: 1.3, 4.1, 3.2, 5.2, 3.3%, 1.2, -6.2, 5.5 y 3.9%, México tiene más de 110 millones de habitantes. Turquía está aprovechando su potencial de crecimiento en mayor medida que nuestro país.

El enorme déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos de Turquía (cerca de 10% del PIB) no es financiado principalmente con Inversión Extranjera Directa.

A juzgar por el programa económico de mediano plazo anunciado en octubre del 2011, el gobierno está más interesado en el crecimiento económico que en la reducción drástica de ese déficit.

Turquía tiene el grado de inversión desde septiembre del 2011. Entonces Standard and Poor’s calificó su crédito soberano en moneda nacional con BBB- ; en abril del 2012 fue BBB- . En julio del 2003 fue B .

Según el Índice de Competitividad Global 2011-2012, Turquía está en la posición 59 y su ingreso por habitante en el 2010 fue de 10,399 dólares; México está en el lugar anterior, pero con un ingreso 8% menor.

Las instituciones turcas no son ejemplares (lugar 80); tampoco la eficiencia del mercado laboral (133). Pero en México las cosas no están para presumir (posiciones 103 y 114).

Los factores más problemáticos para hacer negocios en Turquía son las tasas impositivas (15.4% de las respuestas) y la ineficiente burocracia del gobierno (14.0%); el factor de menos peso entre 15 es el crimen y el robo (0.3 por ciento).

En México, los problemas principales son: el crimen y el robo (16.5%), la corrupción (15.2%) y la ineficiente burocracia del gobierno (14.2 por ciento).

[email protected]