En Washington, dos senadores (una demócrata y un republicano) y dos representantes (también un demócrata y un republicano) presentaron su iniciativa de la Ley de Competencia y Conservación del Periodismo (Journalism Competition and Preservation Act) que, de ser aprobada, permitirá que las empresas periodísticas puedan negociar colectivamente con plataformas digitales como Google y Facebook.

Al explicar los motivos de su iniciativa, el senador republicano John Kennedy dijo que “los periódicos están enfrascados en una lucha de vida o muerte con gigantes tecnológicos y no es una pelea justa. Google y Facebook no son solo empresas, son países, y no podemos tolerar que estrangulen a sus competidores de noticias impresas”.

Por su parte, la senadora demócrata Amy Klobuchar explicó que “si queremos preservar una prensa fuerte e independiente, debemos permitir que las organizaciones de noticias negocien en igualdad de condiciones con las grandes empresas de tecnología. Esta ley bipartidista mejorará la calidad de la información y garantizará que los periodistas puedan continuar con su trabajo crítico”.

Casi el 90% de los estadounidenses obtiene sus noticias a través de un celular, computadora o tableta, lo que ha dejado casi sin consumidores a los medios impresos.

Facebook y Google les han arrebatado a los medios tradicionales la mayor parte del mercado publicitario, lo que ha causado el cierre de 1,800 periódicos desde 2014 y la consolidación de la industria de las noticias en unas cuantas empresas que sólo están interesadas en la rentabilidad de sus negocios y no en informar a quienes viven en ciudades medianas y pequeñas.

1,700 de los periódicos que cerraron eran semanarios que reportaban los sucesos en sus comunidades, las que ahora no tienen forma de enterarse de lo que hacen sus gobiernos, escuelas o negocios locales.

De aprobarse la ley, las empresas periodísticas tendrán 48 meses para negociar en bloque una nueva relación con las plataformas para obtener cientos de millones de dólares por concepto de suscripciones y publicidad. Esto, idealmente, protegerá y preservará el derecho a la información de calidad de los estadounidenses.

¿Es demasiado tarde para salvar a los medios impresos?

El tiempo nos lo dirá.

Las plataformas tecnológicas no solo han perjudicado a los periódicos de Estados Unidos sino a los de casi todos los países.

En nuestro país, nueve de cada 10 personas se informan por medio de Facebook, Twitter y Google, de acuerdo con el Digital News Report 2019 del Reuters Institute de la Universidad de Oxford, lo que ha causado que muchos periódicos desaparezcan, otros adelgacen sus ejemplares y reduzcan su personal y cada vez tengan menos ingresos por concepto de circulación y publicidad (sobre todo de la gubernamental, que mantenía a muchos de ellos).

Mientras que en EEUU el Congreso intenta salvar a los periódicos, en México el gobierno federal y muchos estatales buscan, por medio de ataques verbales y de otro tipo, someter o provocar la desaparición de aquellos medios que realizan un periodismo crítico; al mismo tiempo, glorifican a los youtuberos y a otros periodistas sociales que solo los adulan.

¿Sobrevivirán los medios impresos independientes en nuestro país?

El tiempo nos lo dirá.

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Eduardo Ruiz-Healy

Periodista y productor

Columna invitada

Opinador, columnista, conferencista, media trainer, 35 años de experiencia en medios de comunicación, microempresario.

Lee más de este autor