Vaya susto el que se llevaron clientes y bancos, al menos 2 de ellos y una casa de bolsa, además del Banco de México, que hoy gobierna Alejandro Díaz de León.

Y es que la falla que se registró en el sistema SPEI derivó —a falta de información inmediata—, en un rumor persistente: que los sistemas de los bancos afectados habrían sido hackeados. Más grave: que ¡Banxico habría sido vulnerado!

Y peor aún, que a través de la intromisión delictiva, ¡se habrían afectado los recursos de los bancos o lo que es lo mismo, de los cuentahabientes!

Lo del hackeo a los bancos, oficialmente todavía no hay certeza. De hecho aún no hay una respuesta oficial de qué fue lo que pasó exactamente; se sigue investigando. 

Nadie perdió su dinero

Sobre la presunta vulneración a Banxico, la respuesta es contundente: nunca ha estado en riesgo el sistema de pagos.

En cuanto a la presunta pérdida de dinero de los clientes bancarios, ¡no hubo tal! No se registró pérdida de dinero en ningún caso.

Los recursos de los ahorradores están seguros. Eso es muy importante, y lo asegura el banco de bancos: Banxico.

Banxico lo subraya el sistema de pagos no estuvo en riesgo en ningún momento.

Tampoco estuvieron en riesgo los recursos de los bancos, ni siquiera los recursos en los bancos que resultaron afectados por el problema que registraron.

La afirmación es de Lorenza Martínez, directora general del Sistema de Pagos y Servicios Corporativos de Banxico.

¿SPEI, qué es?

Pero vamos por partes: ¿qué es el SPEI? El SPEI, como se conoce por su sigla, es el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios, que permite enviar y recibir dinero a través de las cuentas bancarias por Internet entre cuentahabientes y entre las propias instituciones.

Es para decirlo en términos gráficos el equivalente en el cuerpo humano al aparato circulatorio. 

Es fundamental para la circulación del dinero, vía electrónica, entre los propios bancos y entre los bancos y las personas.

El SPEI funciona las 24 horas del día, los siete días de la semana, los 364 días del año.

Normalmente las transferencias, son en tiempo real. Es decir prácticamente en el momento en que se realiza una transferencia entre un banco y otro o entre una persona y otra, de un banco a otro, ocurre de manera instantánea.

Pero esto último fue exactamente lo que no ocurrió el viernes pasado y las personas comenzaron a preocuparse con mucha razón.

El vacío informativo inmediato se llenó con rumores.

Los expertos en sistemas, hablan de un hackeo. La versión oficial es que todavía no se sabe exactamente qué pasó y se está investigando.

Sistema alterno

Lo que sí se sabe es que tres instituciones (Banorte, Scotiabank y una casa de bolsa) tuvieron problemas con el aplicativo que utilizan para conectarse al sistema de pagos o SPEI.

El protocolo de Banxico para evitar problemas de seguridad prevé que cuando los bancos comienzan a registrar problemas en su conexión al SPEI, Banxico los desconecta y los bancos tienen que operar con un esquema alterno de contingencia que permite que signa haciendo operaciones pero con retrasos.

Y eso fue exactamente lo que ocurrió que los bancos y las personas que quisieron hacer alguna transferencia comenzaron a registrar retrasos en sus operaciones; retrasos en el envío o recepción de sus transferencias, o bien intermitencia en sus servicios. 

Incluso algunas instituciones (Banxico no revela cuáles), estuvieron desconectadas por un tiempo hasta que no regularizaron sus operaciones con el sistema alterno.

En pocas palabras: Banxico no ha registrado directamente, absolutamente ningún problema con el SPEI. Han sido algunos bancos que han registrado algunos problemas en su conexión con Banxico.

Por ahora tanto los bancos como Banxico monitorean sus operaciones para analizar e identificar el origen del problema.

Es probable que los problemas de intermitencia y retardo en las operaciones de los bancos afectados continúen en tanto no se identifique y retornen al sistema normal de operaciones y abandonen el sistema alterno.

En resumen. Todas las operaciones de transferencia, todas fueron enviadas y recibidas exitosamente. El problema fue el retardo con el que se hicieron.

La moraleja del susto por el SPEI es que la información es fundamental. Ojalá que cuando se sepa qué pasó, las autoridades nos informen qué fue realmente lo que ocurrió. De lo contrario, ya lo comprobamos con el caso, el vacío informativo se llena con rumores y eso para cualquier sistema de pagos es veneno puro. Al tiempo.

Atisbos

RECHAZO. La poderosa organización que agremia a la industria automotriz en voz de Eduardo Solís rechazó ayer las condiciones que en la materia pretende imponer el gobierno de Donald Trump en el contexto de las negociaciones del TLCAN. Harán una contrapropuesta, advirtió su dirigente. La renegociación está en su punto más alto de forcejeo.

BRINCOS. El que brinca en un pie es Carlos Mendoza Davis gobernador de Baja California Sur. Según datos de Inegi esa entidad creció 12.4% en 2017, 5 veces más que en 2016. También es el que más empleos genera.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.