Muy pronto sabremos si en México existe un verdadero bloque opositor o si la ilusión de la Alianza “Va por México” se desvanece en una maniobra que, desde Palacio Nacional, busca acabar con el incipiente contrapeso apenas creado para evitar que Morena arrasara en las elecciones de junio de 2021.

Varios tuits de los presidentes del PAN, PRD y PRI buscan confirmar la vigencia de la Alianza y dar ánimo a los ciudadanos. En las fotos aparecen acompañados por los líderes de sus bancadas en el Congreso, Claudio X. González y Gustavo de Hoyos, entre otros. Muchas voces señalan la ausencia de mujeres en esa mesa como una omisión lamentable.

Somos muchos los que quisiéramos creer que la fortaleza que expresan en palabras, se sustentará en los hechos durante los próximos días cuando esta Alianza se enfrente a la prueba de fuego. Si los legisladores del PRI que son los más propensos a jugar a favor del presidente, en verdad logran resistir la tentación de la traición (por las causas que sean), entonces podremos afirmar que existe un bloque para enfrentar los próximos embates del ejecutivo.

Sobran señales de alerta que van desde el control de precios hasta las expropiaciones y la imposición de medidas y políticas que atentan fuertemente contra el Estado de Derecho, las libertades y los compromisos de México con nuestros socios internacionales.

Además de la reforma eléctrica tan nociva y destructiva que preocupa en el corto plazo, aún hay otras batallas pendientes como la defensa del Banco de México, en cuyas reservas internacionales tienen puesta la mirada. La inseguridad jurídica, el exceso de controles gubernamentales y la incertidumbre económica que todo esto genera, pueden lastimar profundamente a México si dejamos de tener un bloque que se oponga y frene la lista interminable de aberraciones. 

Es muy evidente que este gobierno destruye todo lo que toca y cada día busca llegar más lejos, bloqueando al sector productivo, dilapidando nuestros impuestos y los ahorros de muchos años en programas clientelares, en obras faraónicas sin sentido ni futuro; destruyendo a la iniciativa privada, anulando los incentivos para el emprendimiento y la inversión.

Sobran razones para exigir a nuestros representantes que cumplan su palabra y mantengan viva la Alianza “Va por México”, la cual, está muy lejos de ser perfecta pero es el único vehículo que tenemos hoy para frenar la aplanadora destructora que quiere acabar con México. Pronto sabremos si pasa la prueba de fuego.

*El autor es presidente Fundador del Instituto de Pensamiento Estratégico Ágora A.C. (IPEA). Primer Think Tank de jóvenes mexicanos y de Un millón de jóvenes por México.

aregil@ipea.institute

Twitter: @armando_regil