El censo poblacional del 2010 indica que alrededor de 22% de la población vive en zonas rurales. Lo anterior nos da una idea de la importancia demográfica que tiene este sector.

Para caracterizar las actividades productivas de este sector, usaremos la información presentada en el documento Diagnostico de la capacidad productiva de los hogares rurales y pérdidas post-cosecha publicado por el Coneval en el 2015.

En primer lugar, encontramos que los hogares que se ubican en localidades rurales están conformados, en promedio, por cuatro miembros. De cada cinco hogares, en cuatro, el jefe de familia es hombre, quien en promedio tiene 50 años de edad y 5.6 años de escolaridad.

Para el resto de miembros del hogar, mayores de 12 años, su escolaridad promedio es de 4.2 años. Asimismo, en 21% de los hogares al menos uno de sus miembros habla una lengua indígena.

En las localidades rurales se practican diversas actividades productivas, siendo las pecuarias y las agrícolas las de mayor relevancia, pues se realizan en 98 y 94% de las localidades rurales, respectivamente.

Las actividades pecuarias, en el sector rural, desempeñan un papel importante, pues generan diferentes beneficios a los hogares que las practican.

Por ejemplo, permiten diversificar los ingresos, sirven como fuentes de ahorro, generan productos derivados que pueden destinarse al autoconsumo, entre otros más.

Por lo anterior, la cría de animales como aves, borregos, cabras y cerdos es practicada por 43% de los hogares.

Respecto del número de cabezas que cada hogar tiene, las aves, cabras y borregos son las que sobresalen.

Así, cada hogar rural tiene, en promedio, 3 aves y una cabra o borrego.

En la parte agrícola, se tiene que 31% de los hogares que viven en este sector practica la agricultura, en su mayoría, cultivos anuales en el ciclo primavera verano bajo condiciones de temporal, pues únicamente 16% de las parcelas agrícolas tiene acceso a recursos hídricos.

Los principales cultivos anuales que se siembran son el maíz y el frijol, ya que de los hogares que practican la agricultura, 90 y 36% de éstos,de manera respectiva, los cultivan.

Para el caso de los cultivos perennes, sólo 4% de los hogares tiene plantaciones de este tipo, siendo el café y la caña los de mayor relevancia.

En la segunda parte de esta nota abordaremos algunos de los retos más importantes que enfrenta actualmente el sector rural para mejorar las condiciones de vida de sus habitantes. Además, explicaremos cómo estos pueden ser afrontados.

*Fredy Yair Montes Rivera es especialista de la Subdirección de Evaluación de Programas de FIRA.

[email protected]