A lo largo de toda la pandemia, TallentiaMX ha acentuado la necesidad de diversificar las estrategias para disminuir el impacto económico y laboral que ha generado el coronavirus. La contingencia sanitaria es terrible. Recientemente, la universidad Johns Hopkins calculó —de manera muy conservadora— que hemos cruzado el umbral del millón de muertes. Por si esto fuera poco, el desempleo, la pobreza, la precarización y la improductividad se han extendido en todo el mundo, en especial, en países como México.

Por eso llama la atención que en el Paquete Económico 2021 —entregado por el gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador al Congreso de la Unión— se ignore prácticamente por completo el coronavirus y se presenten proyecciones optimistas cuando estamos de cara a una de las crisis más grandes del mundo desde la gripe española, el Crack del 29 y las Guerras Mundiales.

El Paquete está integrado por el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF), la Ley de Ingresos de la Federación, la Miscelánea Fiscal y los Criterios Generales de Política Económica. En este último documento se prevé que el crecimiento económico para el próximo año será de 4.6%, ante lo cual casi todos los expertos se muestran escépticos. Se fundamenta dicha proyección en el descubrimiento (y la distribución) de la vacuna contra el Covid-19, la total reapertura de actividades económicas, un aumento en la producción y el precio del petróleo y los efectos positivos del T-MEC.

En este sentido, se privilegian los programas sociales que se han impulsado desde el principio de la actual administración, es decir, transferencias a adultos mayores, becas para estudiantes, Sembrando Vida, entre otros, así como los megaproyectos del Tren Maya y la Refinería de Dos Bocas. En especial, resulta extraño que no se busque posponer la construcción del Nuevo Aeropuerto de Santa Lucía, cuando todo indica que el número de vuelos para los próximos años se mantendrá bajo debido a la pandemia.

Cabe recordar que, de acuerdo con la sexta edición del Observatorio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) “El Covid-19 y el mundo del trabajo”, entre más incentivos fiscales y recursos se destinan a atender los efectos económicos del coronavirus menos han sido las horas de trabajo perdidas. A la luz de estos hechos, es riesgoso para el mercado laboral mexicano que sólo se haya utilizado 0.7% del Producto Interno Bruto (PIB) en políticas y apoyos diseñados de manera específica para combatir las repercusiones de la pandemia, y que el Paquete Económico no haya incluido cambios presupuestales sustantivos.

Este año se han disparado el desempleo y la inactividad (gente que no está trabajando y que no desea ni puede volver a hacerlo). Es claro que, si no atendemos dicha situación, el 2021 será el tiro de gracia para nuestro país, pues nos terminaríamos de hundir en una crisis que no parece tener salida. Independientemente de los ajustes que se le deben hacer al Paquete Económico 2021, estamos obligados a recurrir a soluciones complementarias, sin las cuales es imposible retomar el camino de la optimización laboral y el crecimiento económico.

Dentro de estas alternativas, para TallentiaMX es muy importante enfatizar que sin subcontratación responsable y profesional será extremadamente complicado generar los empleos formales y productivos que los mexicanos requieren. La tercerización contrata de manera legal y expedita a los trabajadores, los capacita para que desarrollen plenamente sus actividades, diseña estrategias para echar mano del teletrabajo y de las nuevas tecnologías, construye esquemas para emplear de manera equitativa a jóvenes y mujeres, ofrece créditos a las empresas para que tengan con qué retomar sus labores y se asegura de que todo ello ocurra de manera legal, fortaleciendo así el acceso a los derechos sociales.

Hagamos los ajustes necesarios para que el 2021 sea, en realidad, un año de recuperación. Es importante que las autoridades, el sector privado y la sociedad en general unamos esfuerzos por el bien de todos.

*El autor es director general de TallentiaMX.