Existe alta demanda de pimienta a nivel mundial, los principales países importadores de pimienta mexicana son los siguientes: Alemania, representando 8.3% de las exportaciones, con 698 toneladas; Rusia, con 679 toneladas, el cual representa 8.1%; Israel, con 636 toneladas y 7.6%; Polonia, 559 toneladas, equivalente a 6.6%; Turquía, 534 toneladas, 6.6 %; Egipto, 467 toneladas, 5.6%; Países Bajos, 458 toneladas, 5.4%; Estados Unidos, 369 toneladas, con 4.4 %; entre otros

La pimienta importada por México, la mayor parte proviene de Brasil, Estados Unidos y Vietnam.

Lo anterior genera una oportunidad para los productores y posibilita un crecimiento de las exportaciones. Asimismo, se posibilita el incremento de la superficie actual, aunado a un mejor manejo del cultivo y buenas técnicas agropecuarias para incrementar el rendimiento por hectárea.

El periodo para el corte y recolección de pimienta convencional es de agosto a junio y de julio a noviembre le corresponde a la pimienta orgánica.

A través de su programa operativo del 2018 en Puebla, FIRA, entidad de fomento a los sectores agroalimentario y rural, originada en el Banco de México, se logró una penetración de crédito por 38.99 millones de pesos para el acopio y almacenamiento de pimienta, destinada tanto al mercado local como de exportación; del cual 30% de la exportación corresponde a pimienta orgánica.

Con más de 60 años de experiencia apoyando al desarrollo de los sectores rural, agropecuario, forestal y pesquero del país por medio del otorgamiento de créditos, garantías, capacitación, asistencia técnica y transferencia de tecnología para que las organizaciones de productores desarrollen sus empresas, FIRA propicia y contribuye a mejorar el desarrollo en el sector agropecuario, mediante el financiamiento a pequeños y medianos productores a través de intermediarios financieros como las sofomes, uniones de crédito, cajas de ahorro y crédito, entre otras entidades financieras y agentes tecnológicos autorizados y regulados para atender al sector agroalimentario, logrando el vínculo con la comercialización y con ello, la mejora de la productividad y el incremento en los ingresos de los productores poblanos para una mejor calidad de vida.

Además, complementa también sus estrategias financieras con apoyos para fortalecer las competencias productivas, tecnológicas y financieras, de productores y empresas, lo que permite aumentar la eficiencia en sus procesos administrativos, contables, de comercialización y de mercadotecnia.

*Fabiola Santiago Guerra, es promotora de la Agencia FIRA en Teziutlán. La opinión de este artículo corresponde al autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]