Las intensas heladas registradas en febrero del 2011 en Sinaloa provocaron la pérdida de más de 700,000 hectáreas agrícolas. Cultivos de temporada como maíz, frijol, papa, tomate y otras hortalizas no lograron resistir las temperaturas cercanas a los 0 grados centígrados, lo que se reflejó en la disminución del valor de la producción agrícola estatal

En ese año, el valor de la producción agrícola en Sinaloa fue de 23,830 millones de pesos, donde el municipio que más aportó a ese valor fue Ahome, con 22.07% y, comparado con el año inmediato anterior, el valor de la producción agrícola fue de 29,213 millones de pesos.

El estado de Sinaloa ocupa el quinto lugar a nivel nacional en la producción primaria, con un volumen de 12.8 millones de toneladas, de la cuales la producción agrícola representa 94.5%, siendo el maíz y el chile verde los productos más destacados.

Los municipios con mayor participación de superficie sembrada son Guasave y Ahome; ambos cuentan con un porcentaje de 17.1% que equivalen a 196,000 hectáreas, que, en su mayoría, son cultivos anuales (granos y hortalizas) y sólo 6.4% pertenece a cultivos perennes.

La alta dependencia en los cultivos anuales, principalmente granos, es sumamente alta.

Los bajos precios pagados al productor de maíz, que en el 2018 oscilaron en 3,360 pesos por tonelada, y el constante aumento en los costos de producción hacen que en cada ciclo los productores busquen otras alternativas para seguir sembrando.

Debido a esto, los productores agrícolas del norte de Sinaloa viven con preocupación la temporada de invierno y las pérdidas por fenómenos meteorológicos son cada vez más frecuentes, adicionalmente, los precios de los granos y la comercialización no ayudan para que el pequeño y mediano productor viva de sembrar granos.

Por otro lado, las condiciones climáticas de poca lluvia, muchas horas de sol, suelos arenosos y temperaturas extremas hacen de la zona norte del estado de Sinaloa un lugar ideal para el cultivo de espárrago. La producción de espárrago en México alcanzó el tercer lugar a nivel mundial y este cultivo se exporta casi en su totalidad, abriendo poco a poco camino en el mercado nacional. En el 2018, Sonora, Guanajuato, Baja California y Baja California Sur cosecharon 97% de la oferta nacional. Sinaloa apenas participa con 0.3% que equivale a 870 toneladas anuales.

Dada la situación que actualmente impera en el mercado de los granos, los productores sonorenses se han visto en la necesidad de diversificar sus cultivos y no sólo eso sino a buscar los que realmente le proporcionen una mayor rentabilidad. Por lo que el cultivo de espárrago representa una esperanza para mejorar sus ingresos.

En la segunda parte de esta colaboración, abordaré la estrategia que FIRA, conjunto de fideicomisos de fomento originado en el Banco de México, realiza para impulsar la reconversión de cultivos, principalmente, hacia perennes de alto potencial de producción.

*Juan Carlos Barrera Hernández es promotor en la Agencia de FIRA en Los Mochis, Sinaloa. La opinión del autor no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]