El desarrollo del sector agroalimentario es necesario para garantizar la seguridad alimentaria de una población creciente, en ese sentido, Tabasco cuenta con recursos naturales, infraestructura y las condiciones climatológicas óptimas para producir alimentos

No obstante, es fundamental que las actividades productivas cuenten con los recursos financieros para detonar dicho desarrollo.

De acuerdo con cifras del Inegi, en Tabasco, las micro empresas representan 92.3% del total de unidades económicas en el estado, le siguen las pequeñas empresas, con 6.2%; las medianas empresas, con 1.2%, y, por último, las grandes empresas, que representan 0.3% del total.

Para impulsar el crecimiento de estas empresas, es necesario la inserción de recursos financieros al sector agroalimentario, y es por ello que, en Tabasco, Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA), institución con 65 años de experiencia en el financiamiento y desarrollo de las empresas de este sector, colabora colocando recursos de fondeo y garantías, además de ofrecer la infraestructura necesaria para identificar, validar y demostrar diversas tecnologías y actividades a través de sus Centros de Desarrollo Tecnológico.

En lo que va del año, FIRA ha financiado un total de 2,630.8 mdp en el sector agroalimentario y medio rural de Tabasco; 560.4 mdp (21%) en caña de azúcar; industrias y servicios, 504.7 mdp (19%); cacao, 323.9 mdp (12%); bovino carne, 282.6 mdp (11%), y plátano, 235.2 mdp (9%), dejando una clara brecha de oportunidad en el cultivo de plátano y bovino carne, ambos alimentos con una demanda creciente en el mercado de exportación.

Actualmente, en la red de plátano se financia el establecimiento, mantenimiento y comercialización, esta última con calidad de exportación, y en bovino carne se financian inversiones para adquisición de vientres, engorda de ganado e infraestructura para pequeñas empresas, principalmente.

Garantizar a la población el acceso a alimentos seguros es un reto mundial que debe involucrar a productores, instituciones financieras y gobierno para crear oportunidades de negocio en el sector agroalimentario, diseñando e implementando para ello, acciones que permitan mayor inversión para el crecimiento económico.

Tabasco representa, sin duda, una gran oportunidad para el desarrollo de proyectos con mayor valor agregado a la producción, exportación y articulación de redes nacionales como la red de valor bovino carne y plátano en el país.

*Alberta Fernández Hernández es promotor en la Agencia FIRA Villahermosa, en Tabasco. “La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA”.

[email protected]