México está al borde de una severa crisis económica. Su futuro inmediato depende de la solución que ofrezca a Estados Unidos en materia migratoria. Es prácticamente un hecho que el próximo 10 de junio entrará en vigor el arancel creciente con una tasa inicial de 5 por ciento.

Y a partir de ese momento la presión será creciente para México. Si para julio no hay acuerdo con EU, y el arancel aumenta a 10%, lo más probable es que México entre en recesión económica.

De mantenerse el aumento del arancel a su máximo de 25%, las consecuencias serían catastróficas para México.

Día negro

Ayer 5 de junio, México registró un conjunto de hechos negativos.

Concluyó sin acuerdo alguno la primera reunión entre los representantes de los gobiernos de México y Estados Unidos para dialogar en torno al arancel creciente y el flujo migratorio centroamericano.

Luego de la primera reunión entre los gobiernos de México y Estados Unidos, las calificadoras y el mercado cambiario reflejaron su preocupación.

En unos segundos la cotización del peso frente al dólar brincó de 19.55 a 19.80.

El presidente Donald Trump advirtió que si hoy (jueves) no se logra un acuerdo, el 10 de junio próximo entrará en vigor el arancel de 5 por ciento.

Casi en paralelo, las agencias Fitch y Moody’s tomaron decisiones respecto de la calificación crediticia de México.

Fitch recortó la calificación crediticia de México desde triple “B+” a triple “B”, mientras que Moody’s pasó de Estable a Negativa la perspectiva crediticia de nuestro país.

Pemex, talón de aquiles

Aunque Fitch y Moody’s refieren la descomposición de la relación comercial México-Estados Unidos, ambas coinciden en el diagnóstico: peligra la condición de las finanzas públicas por los programas de apoyo a Pemex.

Observan que está en riesgo la disciplina fiscal por Pemex pero también por los proyectos de infraestructura y los programas sociales. Además les preocupa la falta de certidumbre que generan las políticas públicas del actual gobierno.

El tema preocupante para México sin duda son los aranceles. Para Estados Unidos sus prioridades son la seguridad y la migración ilegal.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, reconoció que ayer no se trató el tema de los aranceles; sólo el tema migratorio. Se mostró complacido y optimista con el diálogo. En cambio el vicepresidente de EU, Mike Pence, dijo que las negociaciones continuarán pero advirtió que México debe hacer más para resolver la crisis migratoria.

La situación es muy delicada para México por la tensión comercial con EU. Pero también es delicada por las decisiones de este gobierno en energía, infraestructura y programas sociales, de acuerdo con el diagnóstico de las calificadoras.

La pregunta es si el gobierno mexicano evaluará un cambio en el rumbo que está siguiendo. Al tiempo.

Tropieza Walmart

Walmart de México se tropezó con la comisión antimonopolios, en su incipiente carrera por competir con las grandes firmas internacionales de e-commerce que ya tienen un pie en América Latina.

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), presidida por Alejandra “Jana” Palacios, rechazó la compra por parte de Walmart de México de Cornershop, una plataforma de pedidos a domicilio que se ha vuelto popular para ordenar compras del supermercado, a través de Internet.

En septiembre del año pasado, Walmart International anunció la compra de la disruptiva “startup” Cornershop en 225 millones de dólares, con la intención de vendérsela a Walmart de México y Centroamérica.

El órgano de competencia considera que la adquisición derivaría en una concentración que generaría riesgos para el mercado mexicano.

Walmart de México con su actual plataforma digital sumada a Cornershop podría no entrar a otras plataformas competidoras de Cornershop y podría negar la entrada a su plataforma a otros comercios.

Ambas acciones reducirían las opciones de compra a los consumidores.

Firmas digitales

Hay un punto fundamental desde el que enfoca su análisis la Cofece: el desafío que representa el e-commerce. El reto que implica analizar las operaciones entre empresas digitales.

En el 2017, Harvard Business Review preguntó a un grupo de compañías sobre su futuro en los nuevos modelos de negocio.

El 50% respondió que para el 2020 el modelo tradicional, mediante el cual los consumidores compran en los locales comerciales, será obsoleto.

Y es que las empresas digitales están creciendo a un ritmo aceleradísimo.

Un par de datos al respecto. En el año 2010 dos empresas vinculadas a la economía digital: Apple y Microsoft, se ubicaban entre las primeras cinco más grandes de EU.

Hoy las cinco más grandes son Apple, Alphabet (Google), Microsoft, Amazon y Facebook.

El reto para las empresas tradicionales es no dejar que estos negocios digitales, que compiten directamente con ellas por los consumidores, les coman el pastel, para ello tiene de dos sopas: 1) crecer orgánicamente, invertir y desarrollar su propias plataformas digitales o 2) comprar las existentes, fusionarse o aliarse. Y es precisamente en la segunda alternativa en donde entran las autoridades de competencia.

Su desafío es hacer un análisis fino para lograr que la competencia prevalezca entre tradicionales y disruptivos, y al mismo tiempo impedir la creación de grupos con poder de mercado que impidan la llegada de otros.

ATISBOS

BAJO LA LUPA.- La Cofece inició un estudio de mercado en el sector de comercio al menudeo de alimentos y bebidas en los canales tradicional, moderno y electrónico, con el objetivo de analizar sus condiciones de competencia y libre concurrencia.

Marco A.Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.