México ha retrocedido una vez más. No importa la narrativa que se repita desde Palacio Nacional, México va de mal en peor y la realidad es contundente por encima de los “datos” oficiales.

La gran ironía es que la promesa por la cual votaron poco más de 30 millones de mexicanos, que es el mismo discurso repetido “ad nauseam” del supuesto combate a la corrupción, han quedado sepultados porque no sólo no se cumplieron; peor aún, empeoraron exponencialmente la realidad. 

Cada año, el World Justice Project (WJP) mide la vigencia del Estado de Derecho en el mundo recogiendo perspectivas de ciudadanos y expertos para explicar las fortalezas, debilidades y tendencias de las instituciones responsables de velar por el Estado de Derecho. 

En 2019 México ocupó la posición 117 en el indicador “Ausencia de Corrupción” dentro del Índice Global de Estado de Derecho. Sin embargo, en 2021 caímos al lugar 135 de 139 países entre los más corruptos del mundo. ¿Quiénes nos ganan en corrupción? Uganda, Camerún, Camboya y el Congo. Tristemente en este indicador, somos el país peor evaluado de los 32 países que participan en América Latina y el Caribe.

Tres son las formas de corrupción que se consideran en esta medición: sobornos, influencias indebidas por intereses públicos o privados y apropiación indebida de fondos públicos u otros recursos. También se analiza la corrupción en el Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial y en la Policía y el Ejército.

En general, dentro del Índice Global de Estado de Derecho 2021 México se ubicó en el lugar 113 de 139 países, lo cual no es ninguna buena noticia pues apenas el año anterior ocupábamos la posición 104 lo que demuestra una caída de 9 lugares. 

Son muchas las señales de alerta en México. El mundo tiene otros datos y desde afuera observan a nuestro país con enorme preocupación no sólo por el mal desempaño que es tan evidente, pero sobre todo porque aún no se vislumbra una alternativa lo suficientemente sólida para darle un rumbo distinto a nuestro querido país.

Los países menos corruptos son Dinamarca, Noruega, Singapur, Suiza y Finlandia. Pobre México, tan lejos de estos países y tan cerca de los socialistas fracasados que buscan imponer agendas destructivas.

*El autor es presidente fundador del Instituto de Pensamiento Estratégico Ágora A.C. (IPEA). Primer Think Tank de jóvenes mexicanos y de Un millón de jóvenes por México.

aregil@ipea.institute

Twitter: @armando_regil