El Inai, el órgano de defensa de la transparencia, ha resuelto que la Profeco debe responder otra vez a una solicitud de información —ahora con “un criterio amplio”— y entregar las evidencias que sustentan la siguiente afirmación de su titular, Ricardo Sheffield Padilla: “Hay empresas que son conocidas por Profeco como serias, porque responden a nuestras notificaciones, porque respetan las leyes y a las autoridades mexicanas, ese es el caso de Amazon y Mercado Libre, y hay otras empresas (para las) que nos vemos como Dios a los conejos, que no nos toman en consideración, que no responden a nuestras notificaciones, no responden ni un correo electrónico, como es el caso de eBay y de Alibaba”.

Con declaraciones como esa (realizadas el 12 de diciembre de 2019 y el 24 de febrero de 2020), el procurador Sheffield construyó una lógica curiosa para exonerar y condenar sin evidencia a entidades reguladas por la dependencia que encabeza. Metáforas con conejos que son un doble estándar y esconden más de lo que tratan de explicar. ¿Se imaginan una declaración así de los titulares de la Cofece, la CNBV o el IFT? ¿La oficina para la protección de los consumidores es menos importante que otras autoridades vinculadas con los mercados? ¿La Profeco tiene permiso para la campechanía y la falta de rigor?

Quizá la resolución del Inai ayude a mesurar el tono de Sheffield. Al resolver el recurso de queja RRA 2811/20, con un proyecto del comisionado Rosendoevgueni Monterrey Chepov, el Inai encontró que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) “incumplió con lo dispuesto en el artículo 133” de la ley de transparencia federal (buscar en todos sus archivos) al atender la solicitud de transparencia SAI 1031500134519 y no satisfizo todas las peticiones de información del ciudadano. En la respuesta que la Profeco entregó el 18 de febrero pasado, señala el Inai, “no se advierte que se hubiese pronunciado (...) en relación a los documentos en que se basó el procurador para realizar declaraciones a la prensa respecto de que Amazon y Mercado Libre ‘son empresas serias’”.

Además, consta en la resolución aprobada por el pleno del Inai el 10 de junio, la Profeco “debió tener un criterio amplio y buscar sin delimitar un periodo (...) el documento en el que se basó el Procurador para declarar que las empresas en comento son ‘serias’”.

La Profeco deberá buscar en los archivos de todas las direcciones y oficinas que la conforman, sin considerar un periodo de tiempo particular, y entregar copia de la siguiente información:

  1. Los documentos (resoluciones, análisis, oficios o cualquier otro disponible) en los que se basa Sheffield para afirmar que Alibaba y eBay no respetan “las leyes e instituciones mexicanas”.
  2. Los documentos (resoluciones, análisis, oficios o cualquier otro disponible) en los que se basa Sheffield para afirmar que Amazon y Mercado Libre son “empresas serias”.
  3. Todas las notificaciones realizadas por la Profeco a Alibaba y eBay, que incluyan los motivos de notificación, desde que estas compañías están disponibles en línea para los consumidores mexicanos.
  4. Número, fecha y motivo de todas las notificaciones realizadas a Alibaba y eBay desde que estas compañías están disponibles en línea para los consumidores mexicanos.
  5. Número, fecha y motivo de las notificaciones que no fueron respondidas por estas empresas desde que están disponibles en línea para los consumidores mexicanos.
  6. Todos los correos electrónicos enviados por algún funcionario de la Profeco a Alibaba y eBay con motivo de notificación, con los motivos de notificación, desde que estas compañias están disponibles en línea para los consumidores mexicanos.

La Profeco tiene 10 días hábiles para encontrar los conejos de Sheffield. Y bien dicen que para la caza de conejo, cazador cojo y perro viejo.

José Soto Galindo

Editor de El Economista en línea

Economicón

Periodista. Desde 2010 edita la versión digital de El Economista en la Ciudad de México. Maestro en Transparencia y Protección de Datos Personales por la Universidad de Guadalajara. Tiene especialización en derecho de las telecomunicaciones y las tecnologías de la información. Su blog personal es Economicón.