Su abuelo. Agustín Basave y del Castillo Negrete, Guadalajara, 1886. Arquitecto, erudito, escritor, literato, periodista, ensayista, promotor cultural, autor de libros y maestro de muchas generaciones. Director de El Norte y miembro fundador del consejo del Tecnológico de Monterrey. José P. Saldaña, historiador, se refirió a él como sigue: De talento claro, de agudo ingenio y de genio superior, hacía sentir lo mucho que sabía con singular modestia . Tengo un ejemplar de la novena edición, 1943, de su Breve historia de la literatura española.

Su tío bisabuelo. Emilio del Castillo Negrete, Guadalajara, 1832. Incansable historiador del México del siglo XIX. Su obra: más de 50 volúmenes.

Su tío abuelo. Carlos, con los mismos apellidos del primer Agustín, Guadalajara, 1863. Empresario, político y escritor. Formó una valiosísima biblioteca sobre historia de México, acervo cultural que ha contribuido al conocimiento del México del siglo XVIII, XIX y parte del XX.

Su padre. Agustín Basave y Fernández del Valle, Guadalajara, 1923. Doctor en Filosofía y en Derecho, diplomático y jurisconsulto. Treinta libros y cientos de artículos. Raíces cristianas. Se lee en Wikipedia: Uno de los pensadores más notables de México y del mundo contemporáneo . Rector de la Universidad Regiomontana. Quizá su principal obra es Vocación y estilo de México. Fundamentos de la mexicanidad.

El nieto, que es el actor Agustín Basave Benítez, Monterrey, 1958. Polifacético. Doctor en Ciencia Política, académico, periodista, político y diplomático. Autor de ocho libros, el primero publicado en 1992 y el último en este 2015. Conductor de programas de tevé. Embajador en Irlanda. Diputado por Nuevo León y federal por el PRD. Priista primero, fue uno de los que intentaron renovar este partido. Colosista. Actual presidente del PRD. Aficionado al fut, al boxeo y a los boleros. Lo oí cantar uno en el programa de este hombre simpatiquísimo que se llama Carlos Marín. Basave Benítez, de esclarecido linaje, cosa no muy frecuente en nuestros políticos, sean de derecha, de centro o de izquierda, es una excepción a la regla. Ojalá pueda con el paquete de iniciar un proceso de modernización, renovación, restauración, moralización o como quiera calificarse, ahora del Partido de la Revolución Democrática, donde tendrá que lidiar con tirios y troyanos, donde el nivel cultural más alto es el de economista de la UNAM.

De lograrlo, tiene un buen futuro en el escenario político del país nacional.

[email protected]