Obama se ha sumado a la campaña electoral en favor del candidato Demócrata Joe Biden, que a estas alturas del año, poco más de tres meses antes de las elecciones lleva la delantera. Más que los méritos de Biden se trata de los errores de Trump.

El Fondo Monetario Internacional estima que la economía estadounidense tendrá para este año una caída de 8%, que ha originado más de 40 millones de desempleados. Y por la pandemia hay 4.2 millones de casos y más de 146,000 muertos. La actitud de Trump es de indiferencia a la pandemia, lo que es vergonzoso.

La ventaja de Biden sobre Trump es de 15 puntos según una encuesta realizada por The Washington Post.

A pesar de la crisis económica y los efectos perniciosos de la pandemia, Trump todavía tiene una base sólida de votantes. Sobresalen los estados de Arizona, Pennsylvania y Wisconsin, que le votaron en el 2016 y representan 41 votos electorales. Su base actual es la población blanca, cristianos, conservadores, evangélicos, trabajadores sin educación. Los estados rurales son republicanos en su mayoría. También lo apoyan en Florida, Iowa, Ohio, Carolina del Norte y Nevada.

Biden ha ofrecido algunos lineamientos de su plan de gobierno que le puede conducir a contar con el voto moderado y conservador de su partido, a los descontentos de Trump, como son las mujeres republicanas y realizar un acercamiento a los progresistas y de izquierda.

Sobre la pandemia y la recuperación de la economía, Biden ha prometido un gasto multimillonario siguiendo las pautas del más reciente paquete de apoyo definido por la Unión Europea. También ha ofrecido regresar al Acuerdo de París sobre el cambio climático. Asimismo, avanzar en la producción de energía limpia, la equidad racial, la modernización del sistema sanitario, apoyo a programas en favor de los niños y adultos mayores.

Para México la relación con Estados Unidos es vital por sus efectos en la política migratoria, las exportaciones, las importaciones, las inversiones directas y financieras, el envío de remesas de mexicanos que trabajan en Estados Unidos a sus familiares que viven en México y el turismo. La actividad económica de Estados Unidos en nuestro país representa el equivalente a 30% del PIB de México. Es una interdependencia notable.

En el mundo se espera que Estados Unidos regrese al fomento de las relaciones multilaterales en vez de su actual aislacionismo. Tanto la economía como la política han estado secuestradas por una ideología dañina que vulnera a la democracia.

La globalización actual demanda el concurso de todos los países, pero sobre todo de los más importantes por su influencia global. Resolver los problemas del mundo como son el cambio climático, el peligro del neoproteccionismo, la recesión económica, las migraciones masivas, la pandemia y el populismo nacionalista, es prioritario.

[email protected]

Sergio Mota Marín

Economista

Economía y Sociedad

Escritor y licenciado en economía, egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México. De 1984 a 1990 fue embajador de México ante el Reino de Dinamarca, donde se le condecoró con la orden Dannebrog.