El crecimiento de este segmento será exponencial por lo que las principales armadoras de autos ya están produciendo automóviles eléctricos aunque, en términos de tecnología, están rezagados respecto a Tesla y NIO.

La industria de vehículos eléctricos se abre paso con una tecnología no solo revolucionaria en el sector de transporte y movilidad, sino también necesaria dado el impacto ambiental de los vehículos a base de hidrocarburos.

Los principales mercados de vehículos eléctricos actualmente son Estados Unidos y China, que representan cerca del 75% del total de autos eléctricos en el mundo. Sólo China representa alrededor del 50%, con iniciativas desde 2010 debido al fuerte problema de contaminación que enfrentaba aquel país.

Al cierre del 2020 estimamos poco más de 8 millones de autos eléctricos circulando en más de 20 países, principalmente concentrados en Estados Unidos, China y Europa.

El crecimiento de este segmento será exponencial por lo que las principales armadoras de autos ya están produciendo autos eléctricos aunque, en términos de tecnología, están rezagados respecto las compañías líderes como Tesla (TSLA) en Estados Unidos y NIO en China.

La apertura de la primer planta de TSLA en China, en Shanghái, así como alcanzar sus primeros cuatro trimestres con utilidad neta positiva y la reciente inclusión en el índice S&P500, generaron rendimientos de 339% en lo que va del año para la firma.

Por otro lado, a finales de julio pasado comienza a cotizar Li Auto en el mercado de valores de Nueva York así como se anuncia la entrada al mercado estadounidense de KANDi Technologies, ambas empresas chinas del sector.

Asimismo, en agosto sale la Oferta Pública Inicial de la empresa China Xpeng con una fuerte apreciación en el primer día de cotización.

Finalmente, NIO que ha demostrado una ejecución y visión impecable que no parece años atrás de lo que al respecto ha logrado TSLA en la última década.

NIO es una empresa china de vehículos eléctricos en el segmento premium. Ha demostrado que puede producir en masa su primer modelo, el ES8 SUV, posteriormente desarrolló el ES6 y está en la víspera de sacar al mercado un sedán para enfrentar la fuerte competencia que existe actualmente en el mercado chino.

Asimismo, opera en uno de los segmento de más alto crecimiento superior al 40% anual compuesto y es el principal productor doméstico de vehículos eléctricos en China.

Bin Li, CEO y presidente del consejo de NIO ha demostrado una visión y desarrollado una marca de vehículos eléctricos premium inteligentes con soluciones innovadoras como el concepto de Battery as a service (BaaS) y la creciente red de estaciones de carga rápida en China que es una tecnología superior comparada con las estaciones de servicios de TSLA, actualmente son 135 estaciones.

Por ejemplo, la estación de supercarga de NIO, recarga la batería en 5-10 minutos comparado con hasta 6 horas en algunos modelos de TSLA, que cuenta con más de 300 estaciones de carga en China.

Por otro lado, NIO mantiene un ritmo sostenido de crecimiento de producción y venta de unidades y estima que en el 2020-IV, se logren poco más de 15,000 unidades, cifras similares a las obtenidas por TSLA hace 6 años, con una diferencia: existe un mayor desarrollo de tecnología y software, lo que incrementa la lealtad de la marca en China.

A diferencia de otras emisoras, es muy fácil entender el desempeño de NIO porque tenemos el ejemplo exitoso de TSLA en el pasado. TSLA inició con entregas de vehículos en el 2012-IV, mientras que NIO inició con ventas de unidades a principios de 2018.

Han pasado 30 meses de las primeras entregas y el desempeño de NIO es superior al de TSLA en sus primeros meses. Proyectamos que NIO tenga entregas de vehículos por más de medio millón hacia 2026, cifra similar a la anunciada por TSLA para 2020.

Desarrollamos un modelo de valuación con base en una proyección creciente en entregas de vehículos con una tasa anual compuesta de 44% en los próximos 8 años y una constante reducción en el precio promedio de sus vehículos derivado de tres razones principales: mezcla de menor precio con la inclusión de SUV compacta y sedán, mayor competencia y mejora tecnológica.

Con una tasa de crecimiento a perpetuidad de 3.75% y un costo ponderado de capital de 9.9%, obtenemos un precio objetivo de 63.80 dólares para la acción, lo que implica un potencial de 41.6% hacia 2021.

Con base en esta valuación con una proyección conservadora no solamente de las ventas en unidades sino del precio promedio de los vehículos y utilizando los márgenes operativos de la industria es que recomendamos COMPRA con un potencial de apreciación todavía atractivo.