Tenemos algo muy importante que hacer los próximos 18 meses y no podemos hacerlo solos, desde lo individual, sino en un gran equipo global del sector privado, estableciendo objetivos corporativos alineados al Acuerdo de París bajo la consigna de que las emisiones globales de dióxido de carbono deben llegar a un tope máximo en el 2020. Así y sólo así será posible limitar el aumento de la temperatura global a 1.5 grados centígrados.

Ante esta gran tarea, hace unos días WRI México, Pacto Mundial de las Naciones Unidas, WWF México y CDP presentaron la iniciativa global Science Based Targets (SBT) al sector empresarial mexicano, una oportunidad de acercarse a herramientas para hacer frente a los retos climáticos.

SBT es una iniciativa global que apoya al sector privado en la transición a una economía baja en carbono y más de 590 empresas en el mundo ya se han unido con el firme objetivo de contrarrestar el aumento de la temperatura del planeta.

Accionar hoy es vital, a casi tres meses del gran impacto que causó el informe de la ONU, en el que se señaló que 1 millón de especies están amenazadas, (el reporte fue compilado por la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas.

Durante la presentación de SBT en México, hubo un panel conformado por Andrés Flores Montalvo y JP Leous, del Instituto de Recursos Mundiales (WRI México), Jorge Rickards, CEO de WWF México, Lucas Ribeiro, de CDP (antes Carbon Disclosure Project), y Michelle Benítez, del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, quienes afirmaron que la economía baja en carbono no sólo es una necesidad sino una oportunidad de negocio y de vida.

Basta pensar en datos como los ofrecidos por el presidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, Hoesung Lee, quien reveló que el calentamiento actual del planeta impacta en la economía de los países y que, por cada grado de aumento en la temperatura, la migración crece 1.9 por ciento.

Quien diga que el cambio climático es un mito debería escuchar a nuestro premio Nobel de química, el doctor Mario Molina, quien apunta que hay una probabilidad de 20 a 25% de que la temperatura aumente hasta 5 grados si no cambiamos nuestros hábitos de consumo y producción, esto sería una catástrofe sin precedentes.

Lo que podemos hacer como primeros pasos es enfocarnos en lograr un mundo que utilice energías y productos de consumo eficientes y que produzca alimentos de bajas emisiones. La energía sustentable funciona bien, como por ejemplo los paneles solares y el viento, que son las formas más económicas de generar electricidad.

Al respecto, Andrés Flores, director de Energía y Cambio Climático del Instituto de Recursos Mundiales, expresó: “La economía baja en carbono podría alcanzar 26 billones de dólares”, y agregó: “Para lograr las metas establecidas en la Contribución Nacional Determinada condicionada que México presentó ante el Acuerdo de París, calculamos que nos costaría 0.8% del PIB, pero nos traería más beneficios que costos”.

“Estamos colaborando para facilitar la adopción de metas basadas en ciencia por el empresariado mexicano, así como su institucionalización dentro del contexto nacional. Los Science Based Targets, u objetivos o metas basadas en ciencia, especifican qué tanto y qué tan rápido una compañía debe reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero, para alinearse con las metas del Acuerdo de París contra el cambio climático”, afirmó Paola Delgado, gerente de Relaciones Corporativas de la iniciativa SBT, WWF.

Por su parte, Lucas Ribeiro, gerente de relaciones con empresas de CDP Latinoamérica, señaló que “el desarrollo sostenible no sólo es posible, sino es una oportunidad para crecer; muchas empresas, inversionistas y gobiernos ya lo han entendido y han emprendido acciones para lograrlo. Estamos aquí para apoyar a las empresas para que puedan sumarse a esta importante iniciativa y busquen objetivos de reducción de emisiones más ambiciosos”.

Éste es el primer acercamiento con el sector empresarial mexicano, para trabajar en conjunto, realmente cumplir con el Acuerdo de París y mantener la temperatura global muy por debajo de los 2°Celsius, incluso por debajo de 1.5 grados Celsius.

Para más información visite www.pactomundial.org.mx o en redes sociales.

*Coordinadora de comunicación de la Red Mexicana del Pacto Mundial de las Naciones Unidas.