En el estado de Yucatán existen 588,000 cabezas de ganado bovino, al interior del sector primario la red bovino carne ocupa el cuarto lugar en valor de la producción del estado con 1,289.4 millones de pesos, superado únicamente por la red porcino carne, producción de aves y huevo para plato

A pesar de que en los últimos años es posible observar un incremento en la ganadería al registrar tasas de crecimiento positivas, a la fecha se observa un notable desabasto de ganado en la producción primaria, falta de oferta financiera para las pequeñas unidades productivas que oscilan en las 50 cabezas de ganado y falta de transferencia de tecnología suficiente y oportuna.

En este sentido FIRA, como parte de la Banca de Desarrollo que coordina la SHCP, en coordinación con la Unión Ganadera Regional del Oriente de Yucatán, ha contribuido del 2009 a la fecha en facilitar el acceso al crédito a empresas y productores del sector agropecuario, que de otra forma no hubieran recibido financiamiento.

Para ello se han apoyado principalmente proyectos de inversión de corto y largo plazo que van del orden de los 50,000 a los 800,000 pesos y que en combinación con la asistencia técnica y capacitación atienden las necesidades y los desafíos del sector agroalimentario mediante esquemas financieros innovadores con mezcla de recursos de programas de Sagarpa distribuidos a través de FIRA.

A través de la Unión Ganadera Regional del Oriente de Yucatán se han autorizado líneas de operación de crédito a través de los intermediarios financieros como Banco Ve Por Más, Multiva y Logra Financiamientos, para distribuir créditos a plazo de uno y cinco años para atención del esquema financiero y tecnológico, el cual consiste en el apoyo integral para el desarrollo de la ganadería mediante los instrumentos de crédito, recursos para el desarrollo tecnológico y la canalización de los recursos convenidos con Sagarpa.

Lo anterior, a fin de incrementar el hato ganadero y prevenir el desabasto de carne y leche; asegurar la producción de forrajes de buena calidad para autoconsumo con el establecimiento y rehabilitación de praderas, impulsar la productividad y rentabilidad de las empresas al dotarlos de herramientas tecnológicas actuales e innovadoras, así como el intercambio de experiencias exitosas.

Dicho modelo se ha posicionado como una pieza fundamental de FIRA para canalizar apoyos de los programas especiales y como estrategia para el financiamiento y atención al campo en la península de Yucatán, ya que entre el 2011 y el 2016 se ha vinculado al crédito apoyos a la inversión que mejoran la productividad del sector en general, con estos programas, tan sólo en el estado de Yucatán entre 2013 y 2016 se ha otorgado 76.26 MDP de apoyo para repoblamiento del hato, rescate de hembras y para rehabilitación de praderas, así como apoyos de FIRA por 18.1 millones de pesos para capacitación y transferencia de tecnología.

En la segunda parte de esta publicación describiré el modelo de operación y la forma para tener acceso a estos esquemas, así como el impacto y los beneficios adicionales que las unidades de producción ganaderas pueden obtener.

*María Isabel Coutiño Laguna, agente FIRA en Valladolid. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA. Contacto:

[email protected]