¿Qué lugar ocupa China entre los socios comerciales de México? ¿Su organización actualmente hace negocios con China? ¿Cuál sería la respuesta más realista con respecto a la posibilidad de que su empresa realice negocios en China? ¿Ha explorado la posibilidad de que su empresa compre productos de China? Estimados lectores, sobre todo, los del sector empresarial, ¿cómo pudieran dar respuesta a estas preguntas?

Recientemente fui invitado por el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas a su reunión mensual con el tema: “¿China es motor del mundo?”, donde el organizador realizó una encuesta con dichas preguntas a los más de 300 representantes de unas 220 empresas conocidas locales. Estas preguntas sencillas, pero muy representativas reflejan directamente el conocimiento y la expectativa del sector empresarial mexicano por la cooperación China-México y nos ayudan a encontrar el camino. Estoy muy inspirdo al ver el resultado de la encuesta.

Primero, puedo ver la base sólida de la cooperación bilateral. La mayoría de los invitados saben que China es el segundo mayor socio comercial de México y 68% de los encuestados afirma que su empresa hace negocios con China. Eso pone en manifiesto la atención del sector empresarial de México por la cooperación chino-mexicana y la tendencia del desarrollo vigoroso de la cooperación económico-comercial bilateral. Los amigos mexicanos se han familiarizado con las marcas chinas como Huawei, ZTE y Lenovo y otras nuevas como Mobike y Didi también han entrado en el mercado local. Al otro lado del Pacífico, tequila, frutas, pan Bimbo, cerveza Corona y otros productos mexicanos están ganando la popularidad entre los consumidores chinos. Es el reflejo del buen ímpetu de la cooperación económica-comercial entre China y México y constituye la base sólida para ampliarla.

Segundo, puedo sentir la fuerte voluntad de la cooperación bilateral. 73% de los encuestados está optimista por el contacto comercial con China en el próximo quinquenio, considerando que aumentarán los negocios y 10% prevé que se mantendrá igual en comparación con la situación actual. Nadie muestra pesimismo sobre la cooperación con mi país. Deben destacar que, aunque 15% de los encuestados reconoce que su empresa no hace negocios con China, les interesaría hacerlo. Eso refleja una fuerte voluntad de la comunidad empresarial mexicana de mantener y ampliar la cooperación económica y comercial con China. Todo depende del esfuerzo del hombre. La expectativa de la comunidad será un gran impulso para la ampliación de la cooperación bilateral en el futuro.

Tercero, pienso que es grande el potencial de la futura cooperación. 32% de los invitados responde que su empresa no hace negocios con China ahora y 26% dice que no compra productos de China, lo que se traduce en un gran potencial de la cooperación económica-comercial. El año pasado, el comercio chino-mexicano alcanzó 47,670 millones de dólares, 4,000 veces mayor a la cifra registrada cuando se establecieron las relaciones diplomáticas. Pero creo que podría aumentar considerablemente. China siempre posee una actitud abierta para profundizar su cooperación con el resto del mundo. Tengo la confianza de que en el futuro más empresas de ambos países se incorporen a la cooperación binacional y la iniciativa de la franja y la ruta, para ampliar la cooperación en terrenos de energía, infraestructura, manufactura y turismo. Es prometedora la futura cooperación bilateral en la economía y el comercio.

Un largo viaje comienza por el primer paso. Muchos empresarios mexicanos esperan fomentar la cooperación económica-comercial con China y deben ponerse en acción lo más pronto posible. El próximo mes de noviembre, México participará en la primera Exposición Internacional de Importación de China, con el carácter de país invitado. Es una excelente oportunidad de mostrar al pueblo chino sus éxitos de desarrollo y productos de alta calidad. Espero sinceramente que las compañías mexicanas aprovechen la oportunidad para promocionar y vender sus productos. Estoy convencido de que cada vez más artículos mexicanos serán valorados en el mercado chino y la cooperación económica y comercial China-México dará más resultados fructíferos.

*Embajador de China en México.