Empresas y expertos de telecomunicaciones consideran que la cobertura fija y móvil de Internet es uno de los temas prioritarios para el desarrollo del ecosistema digital en México, y esperan que mejoren los ingresos, la inversión y la disponibilidad de los servicios.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) publicó el Reporte sobre las expectativas en el mercado de los servicios de telecomunicaciones en México 2021, a partir de una primera encuesta a varias empresas de la industria, de servicios digitales y expertos del sector.

El ejercicio es interesante porque el regulador contrasta su propia visión y planeación estratégica con las expectativas reales de la industria, y las de las empresas versus la opinión de los especialistas, que no siempre coinciden. 

Según los resultados de la encuesta, los tres temas prioritarios para el desarrollo del ecosistema digital en México son la cobertura fija y móvil de Internet, los servicios de voz y datos y la neutralidad de la red. El despliegue de redes 5G quedó en cuarta posición. 

Es de suponer que las tendencias reflejadas en la encuesta respondan a una visión de industria y de país, pero también al perfil y negocio de las empresas consultadas. Me agrada que la cobertura de Internet haya quedado en primer sitio, porque es un llamado al IFT (y a quienes debieran diseñar las políticas públicas de inclusión digital) para que concentre sus esfuerzos en ese tema relevante. 

Para las empresas y los expertos fue unánime su expectativa de que mejoren la disponibilidad de los servicios en función del acceso a la infraestructura (55.6%), la intensidad en el uso de esos servicios (97.2%) y su impacto, así como las habilidades de los usuarios (75%). 

El IFT reconoce que los nuevos modelos regulatorios deben basarse en las realidades del mercado y tener sentido tanto para la industria como para los consumidores. Asimismo, la planeación del regulador debe estar basada en la experiencia y ser cercana a la realidad para la toma de decisiones. 

La encuesta encontró que los tres principales retos del sector de telecomunicaciones en México son los ingresos, la inversión y la disponibilidad de espectro. La competencia se ubicó en cuarto sitio, seguida de la ciberseguridad. 

El IFT invitó a 85 empresas y 50 expertos para participar en la encuesta. El cuestionario se envió a 263 participantes. Sin embargo, la Coordinación General de Planeación Estratégica -el área que elaboró el documento- sólo agradece a 29 encuestados; no queda claro si de la muestra total sólo esas empresas y organizaciones participaron. 

Se trata de un sesgo relevante que impacta en los resultados, pero si la encuesta se realiza cada año, como es de esperar, puede generar confianza en los participantes y arrojar resultados más segmentados para encontrar coincidencias y divergencias entre, por ejemplo, operadores, plataformas de Internet, preponderantes, competidores y desarrolladores de tecnologías. 

Sobre el desempeño de los servicios de telecomunicaciones se observan algunos resultados contrastantes que introducen presión a los actores. Los encuestados esperan que aumente la inversión en banda ancha fija (47.2%), pero que se mantengan sus precios y calidad. Las tendencias para la telefonía fija es que disminuyan la inversión (77.8%) y los ingresos (72.2%), pero se mantenga la calidad (83.3%). Para telefonía y banda ancha móviles, las respuestas son que se mantengan inversión, precio y calidad. Para la televisión de paga lo que más se espera es que se mantenga la calidad (80.6%).

Las empresas y expertos consultados coincidieron en que las innovaciones tecnológicas son importantes para la cobertura de 4G-LTE, para las redes 5G y el cómputo en la nube. 

Sobre las expectativas de crecimiento en el número de accesos a los servicios de telecomunicaciones, los especialistas esperan que crezcan las líneas de Internet fijo y móvil, en tanto que las empresas son más cautelosas y expresan una tendencia a que se mantengan con un crecimiento moderado. Los especialistas piensan que la inversión y los ingresos de los servicios fijos se mantendrán y que de los móviles crecerán, mientras que las empresas esperan que ambos aumenten, sobre todo en la industria inalámbrica. 

Debido a que la encuesta se levantó entre el 23 de noviembre de 2020 y el 15 de enero de 2021, el IFT recabó el impacto de la pandemia de Covid-19 en el sector de telecomunicaciones. Los tres principales retos en el corto plazo derivados de la contingencia sanitaria para el sector son la competencia (41.7%), el despliegue y compartición de infraestructura (36.1%) y la inversión (22.2%). 

Llama la atención que para 67% de los encuestados el estado de la infraestructura de telecomunicaciones ante la pandemia fue insuficiente y sólo para 30% fue adecuada. Las estrategias para incrementar los negocios durante la emergencia por el coronavirus son el fortalecimiento de canales digitales de atención a clientes; la inversión en servicios como telemedicina, Inteligencia Artificial, trabajo y educación a distancia y nuevos modelos de negocio. 

Para enfrentar futuras contingencias, los resultados sugieren la adopción de nuevas tecnologías (27.6%), esquemas de compartición de infraestructura (26.7%), mayores inversiones (23.8%) y virtualización de redes (19%).

Pero estas expectativas contrastan con los efectos reales de la pandemia. Los participantes coinciden en que los ingresos y la inversión se verán afectados negativamente; los precios, los accesos y la regulación se mantendrán; en tanto que la innovación, la economía y el consumo de servicios digitales resultarán beneficiados. 

Contrastar la regulación realmente existente con las expectativas de la industria le permitirá al IFT tomar decisiones más asertivas. El incremento de la cobertura de Internet es de la mayor importancia y así lo reconocen los encuestados. La pregunta es qué acciones y liderazgo va a asumir el sector en su conjunto para efectivamente llevar Internet a todos los mexicanos.

Twitter: @beltmondi

Jorge Bravo

Presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi)

En comunicación

Analista de medios y telecomunicaciones y académico de la UNAM. Estudia los medios de comunicación, las nuevas tecnologías, las telecomunicaciones, la comunicación política y el periodismo. Es autor del libro El presidencialismo mediático. Medios y poder durante el gobierno de Vicente Fox.

Lee más de este autor