El presidente Trump, el que más ha insultado y agredido a México y a los migrantes mexicanos que viven en Estados Unidos, recibió de López Obrador el mayor elogio que un presidente de México haya pronunciado a favor de su homólogo estadounidense.

En plena campaña de Trump por la reelección, López Obrador pronunció en Washington un discurso lleno de alabanzas a favor del candidato. Se sumó a la campaña a favor del republicano. Para eso se le invitó y él no defraudó las expectativas.

López Obrador hizo referencia a un presidente de Estados Unidos, que para el caso de México no existe, y afirmó: “Usted no ha pretendido tratarnos como una colonia, sino que, por el contrario, ha honrado nuestra condición de nación independiente”.

Esto cuando es público que Trump obligó, bajo chantaje, a que López Obrador siguiera la política migratoria que le dictó Washington. Ahora, por instrucciones del presidente la Guardia Nacional (GN) persigue en la frontera sur y norte a los migrantes centroamericanos en un cambio radical de lo que fue la histórica política migratoria de México.

Y frente al presidente de Estados Unidos más agresivo contra México le dijo: “En vez de la Doctrina Monroe, usted ha seguido, en nuestro caso, el sabio consejo del ilustre presidente George Washington, quien advertía que las naciones no deben aprovecharse del infortunio de otros pueblos”. Y añadió que de Trump “en vez de agravios hacia mi persona y hacia mi país, hemos recibido de usted, comprensión y respeto”. Una consciente y evidente mentira.

Trump, en campaña, aprovechó el evento para lanzar mensajes positivos, con objeto de atraer a los 38 millones de origen mexicano que viven en Estados Unidos cuando sólo se ha dedicado a insultarlos y perseguirlos. El presidente que reconstruye el muro que divide a Estados Unidos de México sólo recibió elogios del presidente mexicano. Ningún reclamo.

Quien sí se atrevió a denunciar el trato de Trump a la comunidad migrante en general, y la mexicana en especial, fue Biden, el candidato demócrata, que lleva entre 10 y 14 puntos de ventaja a Trump. En un tuit escribió que el republicano “arrancó su campaña para 2016 llamando violadores a los mexicanos. Desde entonces él ha propagado el racismo contra nuestra comunidad latina”.

Y el Comité Nacional Demócrata (DNC) le recordó a López Obrador lo que, por miedo a Trump, no se atreve a decirle: El republicano tiene un discurso racista, los migrantes mexicanos han sido blanco de su odio, ha separado a las familias y sigue en su intento de deportar a los dreamers, 70 % de ellos mexicanos.

¿Por qué se prestó López Obrador a ser usado en la campaña de Trump? ¿Por qué siempre se dobla a las órdenes del presidente estadounidense? ¿Por qué el elogio desmesurado al presidente que más ha insultado y agredido a México? ¿Por qué alaba al que más ha incitado al odio en contra de la comunidad de origen mexicano en Estados Unidos? La historia lo juzgará.

Twitter: @RubenAguilar

Rubén Aguilar

Asesor Político

Convicciones

Licenciado en filosofía, maestro en sociología y doctor en ciencias sociales por la Universidad Iberoamericana (Campus Santa Fe, México). Tiene estudios de comunicación en el ITESO (Guadalajara, Jalisco) y de desarrollo institucional en el INODEP (París, Francia). De 1966 a 1979 estuvo en la Compañía de Jesús.