Fox Sports fue adquirido por Grupo Lauman. Ahora competirá con su anterior dueño, ESPN de Disney, con Televisa y con otros canales deportivos en los sistemas de televisión de paga. Sin embargo, el nuevo Fox Sports nace con una debilidad: no tiene detrás un emporio de medios como Twenty-First Century Fox y la pérdida de escala para negociar derechos de transmisión de contenidos deportivos. 

La venta de Fox Sports ocurre 27 meses después de que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) aprobó con condiciones la concentración de The Walt Disney y Twenty-First Century Fox por 71 mil 300 millones de dólares. 

Una de las condiciones para autorizar la operación fue ordenar a Disney la desincorporación de Fox Sports en seis meses. La pandemia prorrogó la venta hasta que Disney tuvo que crear un fideicomiso con un administrador independiente y un agente de desincorporación, quien finalmente vendió Fox Sports a Grupo Lauman. 

Disney tuvo que desprenderse de Fox Sports porque es propietaria de las señales deportivas de ESPN. Al comprar Twenty-First Century Fox, Disney adquirió los canales de Fox Sports. El IFT identificó que la fusión ESPN-Fox Sports daría lugar a una concentración de 70-80% de audiencia en la provisión de señales y licencias de contenidos deportivos para los sistemas de TV de paga y plataformas de streaming. 

Mientras vendía Fox Sports, Disney no podía proveer ni licenciar ESPN conjuntamente con Fox Sports ni adquirir o producir en conjunto contenidos deportivos. Esa sinergia estaba expresamente prohibida. 

El regulador y los competidores temían que al acaparar ESPN-Fox Sports el mercado de señales deportivas, podían imponer condiciones y precios anticompetitivos a sus clientes: sistemas de TV de paga que integran a sus parrillas las señales de ESPN-Fox Sports, televisoras que recompran derechos de transmisión previamente adquiridos y plataformas Over the Top. Por eso, el IFT ordenó la desincorporación de Fox Sports. Tanto ESPN como Fox Sports se encuentran en prácticamente todos los paquetes básicos de los principales sistemas de TV de paga en México: Izzi, Dish, VeTV, TotalPlay, Megacable y Star TV Nova. 

Fox Sports es el proveedor líder dentro de la categoría de contenidos deportivos en TV de paga: posee 52.1% de la audiencia, seguido por ESPN (30.8%) y Televisa (15.1%), que claramente mostró temores por la consolidación y presionó la venta. Según la Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos Audiovisuales 2019 del IFT, Fox Sports es el cuarto canal exclusivo de TV de paga más sintonizado (11% de audiencia) y el primero de contenidos deportivos, seguido por ESPN de Disney.

Los deportes son los contenidos más vistos en los sistemas de paga (35%) después de películas (64%) y series (42%) (Estudio de Diagnóstico del Servicio de Televisión y Audio Restringidos en México, IFT, 2020). En las plataformas de Internet, los deportes en vivo son el cuarto contenido predilecto de los usuarios, superados por películas, series y documentales (Oferta y demanda de OTTs contenidos audiovisuales en México, IFT, 2020). 

El comprador de Fox Sports fue Grupo Lauman. Aunque el monto de la transacción no se reveló, versiones periodísticas mencionan una operación de 300 millones de dólares. El Presidente de Grupo Lauman es Manuel Arroyo. En 2013 fundó Comtelsat, en 2012 adquirió el periódico El Financiero por 5 millones de dólares y la integradora brasileña LineUp, en 2014 recibió el galardón como empresario del año por el Presidente Peña Nieto, con quien se le vincula políticamente. Arroyo figuró entre los interesados en operar la tercera cadena de televisión abierta, que finalmente ganó Grupo Imagen. 

Grupo Lauman ya tenía relación con Fox Sports y ESPN porque a través de Comtelsat alquila instalaciones, estudios de televisión e integra equipos y tecnología de radiodifusión y telecomunicaciones. Otros clientes de Comtelsat son el Canal del Congreso, el Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, el Instituto Nacional Electoral, la Red de Radiodifusoras y Televisoras Educativas y Culturales de México, Multimedios Televisión, MVS, Canal Once, la Dirección General de Radio, Televisión y Cinematografía de la Secretaría de Gobernación, Sky y TUDN de Televisa, TV Azteca y TV UNAM.

Lauman-Comtelsat-Arroyo habían permanecido detrás de cámaras como un integrador de tecnologías, soluciones y servicios a otros medios de comunicación. Desde la alianza estratégica multiplataforma de El Financiero con Bloomberg en 2014, el deseo de participar en la tercera cadena de TV abierta y ahora con la compra de Fox Sports, se colocan delante de las cámaras con la producción de contenidos informativos, de negocios y deportivos. 

Fox Sports transmite partidos de la Liga MX, Liga BBVA Femenil, Copa MX, Liga Expansión MX y de la Selección Mexicana. También torneos internacionales como los de la UEFA, Concacaf, Copa América, Bundesliga, La Liga española, Premier League inglesa, entre muchas otras. Participa de otros deportes de la mano de la NBA (baloncesto), MLB (béisbol), NFL (fútbol americano), PGA (golf), WWE (lucha libre), UFC (peleas), F1-Dakar-Nascar (automovilismo), ATP y Copa Davis (tenis), boxeo, Juegos Olímpicos, Centroamericanos y del Caribe. 

Todos estos derechos de transmisión fueron adquiridos por Fox Sports gracias a la fortaleza financiera y de negociación de la transnacional Twenty-First Century Fox y la escala internacional del anterior Fox Sports que estaba presente en infinidad de sistemas de TV de paga en América Latina y el resto del mundo. ¿Grupo Lauman tendrá la capacidad de negociar y adquirir las licencias de todas esas ligas, asociaciones y confederaciones? Sin un emporio mediático que lo respalde, competirá con una poderosa ESPN-Disney en todos los sistemas, con las señales de Televisa Sky Sports y TUDN en Izzi-VeTV-Sky, con Claro Sports en Dish y con TVC Deportes en Megacable. Arroyo adquirió al líder, ¿lo conservará o mirará por el retrovisor cómo se acercan sus aguerridos adversarios, uno de los cuales logró presionar para que Disney vendiera Fox Sports?

Twitter: @beltmondi

Jorge Bravo

Presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi)

En comunicación

Analista de medios y telecomunicaciones y académico de la UNAM. Estudia los medios de comunicación, las nuevas tecnologías, las telecomunicaciones, la comunicación política y el periodismo. Es autor del libro El presidencialismo mediático. Medios y poder durante el gobierno de Vicente Fox.

Lee más de este autor