En la primera parte de esta nota se presentaron algunos datos sobre el comercio agroalimentario de Estados Unidos, así como la expectativa por parte del USDA de una disminución en el flujo comercial en el año fiscal 2018 con respecto al año previo. Asimismo, se destacó la importancia de México como destino de las exportaciones agroalimentarias estadounidenses y como el principal proveedor externo para el mercado de ese país en el 2017

De acuerdo con datos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), entre 1996 y el 2014 el saldo de la balanza comercial agroalimentaria de ese país con México fue superavitario, y entre el 2015 y el 2017 fue deficitario.

En el año fiscal 2017 (oct-16 a sep-17) México ocupó la tercera posición como destino de las ventas agroalimentarias estadounidenses, con 13.3% de su valor total, superado por China (15.6%) y Canadá (14.5%), y fue el abastecedor más importante de ese tipo de mercancías, con una participación de 20.2 por ciento.

Durante 29 años consecutivos Canadá y México ocuparon la primera y segunda posición, respectivamente, como abastecedores externos de productos agroalimentarios de Estados Unidos; la posición de ambos países se revirtió en el 2016.

Las ventas agroalimentarias al mercado mexicano en el 2017 ascendieron a 18,624 millones de dólares (mdd) y las importaciones a 24,070 mdd, resultado un saldo deficitario en la balanza comercial estadounidense por 5,466 mdd, el más alto en la historia del comercio agroalimentario entre ambos países.

Del valor de las exportaciones agroalimentarias a México, 31.1% correspondió a productos pecuarios, principalmente carnes y lácteos, 28.1% a cereales y granos forrajeros, 15.9% a oleaginosas y sus productos y 24.9% a frutas, nueces y bebidas, entre otros. Algunos productos específicos que destacaron por su participación en el valor total en el 2017 son: maíz (13.9%), soya y pasta de soya (12.0%), carne de cerdo (6.9%), pollo (5.0%), carne de res (3.9%), y leche en polvo (3.3 por ciento).

Las compras de productos mexicanos consistieron principalmente de frutas frescas (25.7%), hortalizas frescas (21.8%), bebidas (14.9%), ganado vivo y productos pecuarios (8.2%). En particular, sobresalieron los siguientes productos: cerveza (13.5%), aguacate (9.5%), berries (7.7%), tomate fresco (7.3%), carne de res (4.2%) y pimiento fresco (3.8 por ciento).

De acuerdo con las perspectivas para el comercio agroalimentario de Estados Unidos, publicadas el 30 de noviembre pasado, el USDA estima que las exportaciones agroalimentarias estadounidenses a nuestro país en el año fiscal 2018 se incrementen 3.1% y las importaciones disminuyan 2.0% con respecto al 2017. Así, Estados Unidos registraría un déficit comercial agroalimentario con México de 4,400 mdd.

*Darío Gaucín es subdirector de Análisis del Sector en FIRA. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]