La planificación del crecimiento avícola para producir huevo para plato deberá orientarse a un crecimiento ordenado con las mejores ventajas competitivas que le permitan posicionarse en el mercado con las mejores condiciones, así como mantener ventajas competitivas que se traduzcan en un negocio de mayor valor y beneficios para el productor primario de tipo social, en un esquema de desarrollo de unidades de producción a baja escala. En general deberá evolucionar de la misma forma a la demanda a fin no quedar rezagada y mantener su posición como la actividad pecuaria con mayor participación en el abasto de proteína animal en el mundo.

Entre los principales retos que enfrentan las medianas y pequeñas empresas del sector avícola están los altos niveles de inversión en infraestructura, la codependencia de insumos de importación, el alto grado de integración, los cuales pueden enfrentarse y superarse considerando en su modelo de negocio alianzas estratégicas con grandes inversionistas o consorcios que permitan su diversificación o el destino de recursos a actividades alternas contando con el soporte de empresas experimentadas en el ramo.

Así también, las Mipymes deberán considerar la implementación de medidas y metodologías que permitan la obtención de certificación no sólo en la producción primaria, sino también en el manejo de las agroindustrias, a fin de cumplir con las exigencias de inocuidad y sanidad que actualmente exige el mercado a través de los organismos reguladores del gobierno federal.

Tanto la banca de desarrollo de la SHCP como la banca múltiple consideran que los esquemas de negocios avícolas que se rigen bajo el modelo de negocio presentado anteriormente, representan una gran oportunidad de participación financiera, ya que los niveles de riesgo al suministrar capital a un negocio bien planificado, con asesoría, seguimiento, soporte técnico, coparticipación y una comercialización concertada de la producción previa a la implementación de los mismos los hace atractivos para su acreditación y semblantean negocios permanentes, en este caso para FIRA como parte de la banca de desarrollo y con sus Intermediarios financieros.

Bajo este escenario, la coparticipación de los grandes grupos avícolas productores de carne y de huevo para plato, FIRA, los intermediarios financieros participantes, los diferentes niveles de gobierno y dependencias que atiende el sector agropecuario asumen su posición de facilitadores del crecimiento avícola en el país, con un enfoque de negocios rentables y generador de desarrollo e impulsando el crecimiento de la actividad, generando empleo, fortaleciendo el abasto, reduciendo importaciones de productos avícolas y detonando una avicultura nacional más robusta y fortalecida.

Los nuevos escenarios exigen promover el grado de eficiencia en todos los ámbitos productivos del sector agropecuario para elevar los niveles de competitividad, generando empleos en un sector pujante como el avícola.

Asimismo, buscar un grado mayor en la participación de la producción avícola en el abasto nacional y buscar oportunidad en el mercado externo deberá ser una de las directrices dentro del crecimiento avícola nacional.

*Carlos Rubio Bezies es Promotor de la Agencia Veracruz de FIRA. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]