Los mercados internacionales se han visto afectados por la incertidumbre generada por el Covid-19. Las plusvalías que habían estado experimentando las afores durante más de un año no han sido la excepción, rompiendo la racha positiva en febrero del 2020, convirtiéndose en minusvalías.

Es muy importante destacar que estas minusvalías sólo se hacen efectivas si se decide hacer un movimiento, como desinvertir los recursos. Es decir, dado que las afores, son administradoras de fondos para el retiro, su objetivo es realizar inversiones que, a pesar de encontrarse sujetas a fluctuaciones del mercado, tienen un horizonte de largo plazo. Esto quiere decir que, en periodos de alta volatilidad en los mercados, los saldos podrían reportarse con minusvalías o plusvalías extraordinarias. Sin embargo, los saldos que se reportan son equivalentes al valor de mercado actual, no al que efectivamente tendrán al vencimiento.

Una forma sencilla de explicarlo es la siguiente. Tú puedes invertir hoy en un instrumento que se pagará dentro de 30 años. Esto es, la empresa o gobierno que requiere el dinero te dará un documento por el que se compromete a pagarte 100 pesos dentro de 30 años. A cambio, hoy le entregarás 70 pesos . El compromiso de esa empresa es que, pase lo que pase, en 30 años, te entregará 100 pesos. Sin embargo, es posible que al cabo de 10 años consideres que requieres recuperar tu dinero. Dado que el documento se pagará dentro de 20 años más, no puedes exigirle a la empresa que te entregue los recursos, pero puedes salir al mercado y ofrecer tu documento a alguien que esté interesado en comprarlo. El mercado, de acuerdo con las condiciones de oferta y demanda por inversiones o por dinero en efectivo en un determinado momento, te ofrecerá comprar tu documento en 80 pesos (valor esperado al momento), en 81 pesos o más (te de un premio porque hay una demanda importante por instrumentos de deuda de largo plazo), o pagarte menos de 80 pesos (las personas están buscando tener efectivo y están dispuestas a sacrificar rendimientos, o pagar una penalización por ello).

Recuerda que, en promedio, las afores han otorgado un rendimiento nominal de 11.17% anual y que, hoy en día, casi 45% de los recursos que administra el sistema proviene de rendimientos. Las minusvalías temporales pueden resultar angustiantes, pero ten la certeza de que tu afore está trabajando para que, cuando te retires, tengas más recursos de los que aportaste a tu cuenta.