Cuando estalló la bomba por la renuncia de Germán Martínez a la dirección del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el presidente Andrés Manuel López Obrador ya tenía sus respuestas listas.

Primero dijo que había muchos buenos funcionarios en su movimiento para sustituirle y después aseguró que no sería la única renuncia.

Genera un poco de pánico pensar en algunos cuadros de la 4T que no consiguieron una buena chamba en primera instancia y que pudieran llegar a la dirección del IMSS, pero habrá que esperar a la decisión presidencial.

Pero lo que más llamó la atención fue aquello de que se esperan más renuncias.

Es imposible no imaginar a muchos candidatos que podrían hacer un bien a la nación presentando su dimisión al presidente.

Incluso, podrían hacer uso de este recurso de la carta extensa, clara y explosiva, como la que usó Germán Martínez para explicarle al Consejo Técnico del IMSS que la Secretaría de Hacienda no le dejó trabajar.

Imagine por un momento el fragmento de una carta que dijera algo así como que esa renuncia es indispensable ante el capricho de construir un aeropuerto en la base militar de Santa Lucía.

La presencia de un cerro que nunca vimos, el talar miles de árboles para construir una pista, la falta de consenso de los expertos y la insensatez de abandonar un proyecto con el avance del aeropuerto de Texcoco me hacen dimitir de manera irrevocable.

O qué tal esta otra carta de renuncia donde aquel funcionario expusiera que realmente nunca estuvo preparado para el cargo, que su formación en asuntos de agronomía le han hecho muy difícil comprender los temas petroleros.

La construcción de una refinería en Tabasco, alejada de los centros de consumo, con un costo estimado imposible de cumplir y en un tiempo que no será posible hacer valer, y que pone en peligro la calificación crediticia de Pemex y del país, hace que esta renuncia sea necesaria.

Podría venir acompañada de otra carta donde alguna funcionaria expusiera que no pudo atender de manera expedita y efectiva los difíciles momentos de contingencia ambiental que pusieron en peligro la vida de millones de personas, a pesar de ser la responsable del medio ambiente, que va en contra de sus principios autorizar la construcción de una instalación petrolera sin que haya los permisos de impacto ambiental necesarios.

Ante el empecinamiento de iniciar la construcción de la refinería el 2 de junio, diría ese texto, me veo en la obligación ética y moral de presentar mi renuncia.

Es muy larga la lista de cartas de renuncia imaginables que tendrían total congruencia en ser presentadas al presidente.

Ésas serían dimisiones necesarias y congruentes. El problema es que las salidas que eventualmente podría haber corren el riesgo de ser de aquellos funcionarios que no le encuentran la forma de hacer un trabajo honesto y efectivo con las condiciones actuales.

Así como Germán Martínez dice con toda claridad que la Secretaría de Hacienda tiene una injerencia perniciosa en el IMSS, así muchos podrían relatar sus experiencias de horror en esta administración.

Así que, el adelanto llegó de voz del propio presidente López Obrador. Vendrían más renuncias.

Ojalá que esas dimisiones sean de los lastres que tiene la 4T, que no son pocos, y no de aquellos que es inexplicable cómo han logrado sacar adelante su trabajo, como en la misma Secretaría de Hacienda, por ejemplo.

Enrique Campos Suárez

Conductor de Noticieros Televisa

La Gran Depresión

Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México, con especialidad en finanzas por el Instituto Tecnológico Autónomo de México y maestro en Periodismo por la Universidad Anáhuac.

Su trayectoria profesional ha estado dedicada a diferentes medios. Actualmente es columnista del diario El Economista y conductor de noticieros en Televisa. Es titular del espacio noticioso de las 14 horas en Foro TV.

Es un especialista en temas económico-financieros con más de 25 años de experiencia como comentarista y conductor en radio y televisión. Ha formado parte de empresas como Radio Programas de México, donde participó en la radio empresarial VIP. También formó parte del equipo directivo y de talento de Radio Fórmula.