De acuerdo con información de diversos medios, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) investiga ya el proceso por el cual Teléfonos de México, SAB de CV (Telmex) pretende escindir sus subsidiarias Compañía de Teléfonos y Bienes Raíces, SA de CV, Alquiladora de Casas, SA de CV y Renta de Equipo, SA de CV.

Las notas indican que el Ifetel ya solicitó a Telmex la información relacionada con el proceso y que, aparentemente, ya le fue entregada. El Ifetel debe ir más allá de la revisión de documentos e inspeccionar los inmuebles que forman parte del patrimonio de las subsidiarias. Sólo así podrá saber si Telmex pretende sacar de su grupo corporativo su red pública de telecomunicaciones, para así sustraerla del ámbito de competencia del Ifetel, ante su inminente declaratoria de preponderancia y la desagregación de su red.

Y es que las aclaraciones de Telmex sobre el caso no dejan lugar a dudas de que ésta es su intención. Ante la nota de la semana pasada en Milenio, en la que el líder de los telefonistas reveló que sí se trataba de activos de telecomunicaciones, Telmex refirió que las subsidiarias no son concesionarias (eso es irrelevante, ya que la regulación permite que un concesionario sea propietario de activos a través de subsidiarias siempre que mantenga el control sobre éstas) y que su objeto consiste en negocios inmobiliarios y de arrendamiento de equipo. Lo que no dijo es qué instalaciones están construidas en los inmuebles, ni cuál es la naturaleza de esos equipos.

Invito a usted, estimado lector, y por supuesto a los comisionados del Ifetel, a que gugleen los nombres de Compañía de Teléfonos y Bienes Raíces o CTBR, Alquiladora de Casas o Aldeca y Renta de Equipo o Resa, y podrán comprobar que las subsidiarias son dueñas de centrales telefónicas, antenas de transmisión, unidades remotas de líneas y otros equipos de telecomunicaciones. La información la encontrarán en las páginas web de diversos municipios, estados y entidades federales, con los que las subsidiarias están tramitando diversas autorizaciones.

Aun más, en el Informe de la Comisión Obrero Patronal de Telmex , publicado en septiembre del 2013, la empresa admite haber implementado la escisión para blindar los activos de Telmex:

Teléfonos de México en una estrategia vinculada al tema regulatorio decidió la escisión de las empresas CTBR, RESA y ALDECA, mismas que pasan a un holding de Bienes Raíces e Inmobiliario que ante una decisión de gobierno en turno, blinde los activos de Telmex. Ante este hecho, el STRM acordó con la empresa la firma de un convenio de respeto a lo pactado en los Contratos Colectivos y a los diversos Convenios ya contraídos.

Este informe se puede encontrar en http://portal.strm.net/documentos/convencion38/Informe_obrero.pdf, si es que Telmex no lo quita una vez publicado este artículo. En todo caso, el Ifetel podrá pedir una copia y Milenio seguramente la tiene.

Por último, recordemos el texto de la fracción IV del artículo octavo transitorio de la reforma en telecomunicaciones:

IV. El Instituto Federal de Telecomunicaciones, en un plazo no mayor a ciento ochenta días naturales contados a partir de su integración, establecerá las medidas que permitan la desagregación efectiva de la red local del agente preponderante en telecomunicaciones de manera que otros concesionarios de telecomunicaciones puedan acceder, entre otros, a los medios físicos, técnicos y lógicos de conexión entre cualquier punto terminal de la red pública de telecomunicaciones y el punto de acceso a la red local pertenecientes a dicho agente. Estas medidas también serán aplicables al agente económico con poder sustancial en el mercado.

Las medidas a que se refiere el párrafo anterior deberán considerar como insumo esencial todos los elementos necesarios para la desagregación efectiva de la red local. En particular, los concesionarios podrán elegir los elementos de la red local que requieran del agente preponderante y el punto de acceso a la misma. Las citadas medidas podrán incluir la regulación de precios y tarifas, condiciones técnicas y de calidad, así como su calendario de implantación con el objeto de procurar la cobertura universal y el aumento en la penetración de los servicios de telecomunicaciones.

Sin red que desagregar se violaría la Constitución. Si el Ifetel permite este fraude a la ley, pocas esperanzas podremos tener de un mercado más competitivo, de calidad y menores precios.