De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, el comercio electrónico o e-commerce es el proceso de compra, venta o intercambio de bienes, servicios e información a través de las redes de comunicación, siendo la Internet su principal exponente.

En México hay más de 65.5 millones de usuarios de Internet, de los cuales 9.6 millones realizan transacciones en línea para compras y pagos. Aunque sólo 15% de los usuarios totales de Internet hace compras y pagos en línea, su crecimiento promedio anual es superior al de los usuarios totales de Internet, ya que del 2001 al 2016, el número de compradores en línea creció a una tasa de 22% promedio anual, contra 16% de los usuarios totales de Internet. Cifras de la Asociación Mexicana de Venta Online indican que uno de cada dos de los compradores en línea se encuentran en el rango de 18 a 34 años de edad; es decir, forman parte de los Millennials y de la Generación Z.

Es importante mencionar que el principal medio de acceso para compras en línea de 9.6 millones de compradores sigue siendo la computadora personal (85% de los compradores lo utiliza), aunque el dispositivo de mayor crecimiento en cuanto a uso para e-commerce es el teléfono móvil (70% de compradores en el 2017 con respecto a 62% en el 2016). Esto se explica, entre otras causas, por el aumento en la penetración de telefonía móvil, el uso cada vez mayor de teléfonos inteligentes y el abaratamiento (aunque paulatino) en las tarifas de datos de telefonía celular.

De los compradores online, 61% usa tarjeta de débito y 70% tarjeta de crédito. El 47% de los compradores en línea que emplean tarjeta de crédito como medio de pago guardan sus datos en las páginas de los vendedores.

El resto (53%) que no guarda sus datos bancarios no lo hace por percibir poca seguridad y garantías de confianza en ello. Esta misma causa es la que predomina en los usuarios de Internet que no realizan compras y pagos en línea.

En ese sentido, es importante que las instituciones generen mecanismos que faciliten la confianza de los usuarios en las compras por Internet a la vez que enseñen a sus clientes cómo hacerlo. Uno de los bancos mexicanos ofrece una billetera electrónica; se trata de una aplicación que permite hacer compras de manera segura en Internet, generando una tarjeta y clave únicas ofreciendo más y mejores condiciones de seguridad al efectuar compras por Internet, y se incentiva el comercio electrónico, el cual en el último año ascendió a más de 300,000 millones de pesos de acuerdo con el Estudio de Comercio Electrónico en México 2017.

*El autor es director de Nuevos Negocios Digitales de BBVA Bancomer.