Desde hace 90 días, una decena de exdirigentes del Movimiento al Socialismo —cuatro exministros del gabinete de Evo Morales, entre ellos— están refugiados en la residencia de la embajadora de México en La Paz, María Teresa Mercado Pérez. La visita de dos representantes del gobierno español, a finales de la semana pasada, acrecentó el diferendo diplomático entre México y el nuevo gobierno de Bolivia, pero también desveló los nexos de dos de los asilados, la exministra de Comunicación, Wilma Alanoca, y el exdirector de la agencia digital, Nicolás Laguna, con Madrid y la CDMX.

Pronto habrá de saberse si efectivamente las fuerzas de seguridad frustraron el plan de extracción que visibilizó este bochornoso incidente. Mientras, la oposición derechista en España cuestionó la actuación de sus representantes diplomáticos y exigió al presidente Pedro Sánchez aclarar los vínculos de Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos, con la firma mexicana Neurona Consulting y los líderes del MAS.

Las huellas de esas relaciones se remontan a tres sexenios atrás, cuando ocurrió la aventura mexicana de los universitarios españoles de la que germinaron los líderes de esa formación izquierdista, Monedero y Pablo Iglesias, quienes atraídos por el Zapatour conocieron al subcomandante Marcos en la ENAH y recorrieron el sureste de México en la oleada del turismo insurgente generado por el EZLN y el EPR. El ramaje discursivo de su crítica a la globalización era lo más notable, destacan algunos reporteros que convivieron con los ibéricos.

Del fenómeno AMLO, del 2006, no participaron hasta las protestas por el fraude reclamado por el líder tabasqueño. Aquella vez, Monedero acudió al proceso electoral, como observador. Y luego estuvo en Colombia y Venezuela. Al tiempo de su trabajo académico, activó una actividad periodística que sólo fue superada por la intensidad mediática por Iglesias, quien se convirtió en presentador de televisión.

Los activistas ibéricos asimilaron en Caracas los fundamentos del socialismo del siglo XXI e instrumentaron sus aprendizajes en el 15M que después hizo boom en las elecciones, con la irrupción de Podemos, el primer partido-movimiento que impactó en Europa.

En el 2012, no obstante el boom del movimiento #­YoSoy132, la coalición izquierdista encabezada por AMLO volvió a apostar por las estructuras partidistas y en el pecado llevó la penitencia. Entonces hubo un tímido intento por conectar con los universitarios indignados —amlo.si, que produjo el despacho Aurea Code— ideada por el consultor Roberto Trad, aunque aislado de la estrategia elaborada por Luis Costa Bonino.

La unción del priista Enrique Peña Nieto fue el punto de quiebre. La segunda derrota de AMLO en las urnas en los comicios presidenciales, de acuerdo con el diagnóstico de su cuarto de guerra, fue la combinación de la traición de los operadores partidistas y el embate de los medios hegemónicos que construían mensajes ad hoc para proyectar imagen positiva de una presidencia espuria en México.

El nacimiento de Morena implicó un cambio de rumbo y derivó —entre muchas otras operaciones políticas— en el surgimiento de un conjunto de medios de comunicación propios, entre ellos el periódico Regeneración y el diario digital www.revoluciontrespuntocero.com, dirigido por César Hernández Paredes, quien desde entonces estuvo asesorado por Carlos Payán y Epigmenio Ibarra.

Neurona Consulting fue el despacho en el que ese esfuerzo se articuló con otros productos comunicacionales y estrategias electorales. Su primera campaña presidencial justamente fue la de Evo Morales en Bolivia, hace cinco años, y desde entonces ese despacho ha colaborado en más de 200 campañas electorales en España, Portugal, Costa Rica, Ecuador, México, Bolivia, Paraguay, Nicaragua, Venezuela y Colombia, todas exclusivamente con candidatos y partidos de izquierda.

En el otoño del 2015, Juan Carlos Monedero estuvo en la Ciudad de México, convocado por Clacso y su socio local, la Fundación Alternativa y Debate, de Cuauhtémoc Cárdenas. A partir de entonces, el cofundador comenzó una productiva colaboración con activistas e intelectuales de la izquierda mexicana, entre los que se cuentan Payán, Ibarra y John M. Ackermann, con quien actualmente coordina el curso internacional sobre Estado, gobierno y democracia en el que el director de Neurona Consulting imparte el módulo sobre redes sociales.

Ambos catedráticos forman parte del equipo de entrenadores, maestros y consultores que en los últimos cuatro años han impulsado “capacitaciones y argumentarios específicos”, por invitación de Hernández Paredes.

Neurona Consulting produjo materiales audiovisuales para Morena en el 2017 —para la campaña de Delfina Gómez por la gubernatura del Estado de México— y en el 2018. Este año ha desplegado campañas en Colombia, Ecuador y Bolivia para alentar protestas sociales y candidatos de izquierda.

Alberto Aguirre

Periodista

Signos vitales

Periodista y columnista de El Economista, autor de Doña Perpetua: el poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Elba Esther Gordillo contra la SEP.