El gobierno de Estados Unidos (EU) anunció la colocación de un arancel de 25% para los productos importados de acero y de 10% para los productos importados de aluminio; sin embargo, señaló que México y Canadá quedarían exentos hasta finalizarse las negociaciones del TLCAN. Se mencionó que EU estaría abierto a negociaciones para posibles reducciones en estos aranceles, principalmente con sus aliados comerciales

Derivado de estas declaraciones, realizamos un breve análisis sobre el balance comercial del acero y el aluminio en EU. Consideramos que el trasfondo en la exclusión arancelaria se centraría en la importancia comercial en las exportaciones de este país con México y Canadá.

En los últimos años, en EU la participación del aluminio importado respecto al consumo total de este producto ha aumentado. Con base en cifras del Departamento de Comercio, en el 2016 se registró un consumo total de 9.3 millones de toneladas de aluminio, de las cuales 64% fueron importadas.

En el periodo enero-octubre del 2017 las importaciones de aluminio totalizaron 13,897 millones de dólares, un crecimiento de +30.50% respecto al mismo periodo del 2016. Canadá fue el país donde EU importó más aluminio durante este periodo, con cerca de 42% de la participación total en las importaciones, posteriormente siguió China y Rusia con una participación de 11 y 9 por ciento.

Cabe mencionar que México ocupó el decimoprimero lugar donde EU importó más aluminio, con una participación de 1.4% de las importaciones totales.

Por otro lado, en el periodo enero-octubre del 2017 las exportaciones de aluminio representaron un monto total de 5,059 millones de dólares, un retroceso de -7.90% respecto al mismo periodo del 2016. México fue el país donde se observó el mayor número de exportaciones de aluminio con un saldo de 2,077 millones de dólares (+8.70% a/a), y una participación de 41% en las exportaciones totales. Otro país que mostró un lugar importante en las exportaciones fue Canadá, con una participación de 31 por ciento.

Cabe mencionar que EU se ha convertido en uno de los más grandes importadores de acero en el mundo, las cuales representaron más de cuatro veces las exportaciones de acero durante el 2017. Además, la demanda total de acero en el 2017 fue de 107 millones de toneladas (un avance moderado respecto al promedio 2011-2016 de 105 millones), mientras que la producción doméstica fue de 82 millones de toneladas.

Aproximadamente 91% de las importaciones totales de acero de EU correspondió únicamente a 20 países. Entre los países donde se realizó el mayor número de importaciones en el 2017 destacaron Canadá y Brasil. México fue el cuarto país de donde EU importó acero con mayor volumen, ocupando 9% de las importaciones totales.

El aumento en la capacidad de producción internacional de acero (Asia, Medio Oriente y Sudamérica) continuó incidiendo en los precios de este commodity, haciendo cada vez más difícil para los productores estadounidenses exportar sus productos. Cabe mencionar que las exportaciones de EU han retrocedido de forma significativa desde el 2016 respecto al máximo histórico observado entre el 2011 y el 2013. La mayoría estuvieron ligadas con la industria automotriz y fueron enviadas a Canadá (50% del total en el 2016) y México (39 por ciento).

De acuerdo con nuestro análisis, Brasil, Corea del Sur y Rusia serían los países más afectados por la imposición de aranceles en el acero, ya que estos tres países representan 31% de las importaciones totales de EU de acero. Por otro lado, los países más afectados por la colocación de aranceles a productos de aluminio serian China, Rusia y los Emiratos Árabes Unidos, al contar con una participación de 28% en las importaciones de aluminio.

Posterior a esta noticia, la Unión Europea ha planteado una respuesta con la aplicación de aranceles a diversos productos de EU. Por otro lado, es importante agregar que la aplicación efectiva arancelaria a los demás países, en particular del acero, podría afectar el gasto gubernamental en infraestructura, que ha sido una de las propuestas más destacadas por parte de Donald Trump.

*Armando Rodríguez es gerente de análisis y Alan Hernández es analista de Signum Research.