Las acciones de la Bolsa de Estados Unidos cayeron este lunes 8 de julio presionadas por los papeles de Apple, que bajaron luego de que una correduría bajó su recomendación, y porque los inversores siguieron evaluando las posibilidades de que la Reserva Federal (Fed) realice un recorte agresivo de las tasas de interés este mes.

En sus resultados preliminares, el Promedio Industrial Dow Jones bajó 0.43%, a 26,806.14 unidades; El índice S&P 500 cedió 0.48%, a 2,975.95 unidades; y el Nasdaq Composite retrocedió 0.78%, a 8,098.382 unidades.

Los títulos de Apple Inc perdieron un 2.2% y fueron el mayor lastre para el S&P 500 y el Nasdaq. Rosenblatt Securities bajó su recomendación para los papeles de "neutral" a "vender" y dijo que espera que la compañía enfrente "un deterioro fundamental" en los próximos seis a 12 meses.

El sector tecnológico cayó un 0.7%, mientras que el índice de cuidado de la salud cedió un 0.8%, presionado por un reciente comunicado del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre un futuro decreto que bajaría los precios de los medicamentos recetados.

El dato de empleo inesperadamente sólido publicado el viernes en Estados Unidos obligó a los operadores a reevaluar sus expectativas de un recorte agresivo de tasas, aunque siguen esperando una recorte en el encuentro de política que celebrará la Fed los días 30 y 31 de julio.

Hace una semana, el mercado veía una probabilidad de un 80.1% de un recorte de 25 puntos básicos y una de un 19.9% de uno de 50 puntos básicos, según la herramienta FedWatch de CME Group. En las operaciones de la tarde, las probabilidades eran de un 92% y un 8%, respectivamente.

Los inversionistas tendrán la oportunidad de dar un vistazo al razonamiento de la Fed sobre política monetaria en el corto plazo durante el testimonio semestral del presidente del banco central, Jerome Powell, ante el Congreso el 10 y 11 de julio. Además, el miércoles se publicarán las minutas de la reunión de junio del Comité Federal de Mercado Abierto.

En tanto, los títulos de Boeing Co cedieron un 1.3% después y fueron el mayor lastre para el Dow Jones, después de que la aerolínea de bajo costo saudita flyadeal dijo que no seguirá adelante con un pedido provisional por 5,900 millones de dólares del modelo 737 MAX y optó en su lugar por una flota de aparatos Airbus A320.